¿CÓMO DESARROLLAR TU INDIVIDUALIDAD?

Conferencia del Maestro de Sabiduría Pastor, 11-10-92)

Desarrollar tu individualidad no significa que te vas a volver un monstruo de egoísmo y egocentrismo, sino que vas a comenzar a hacerte consciente de ti mismo.

¿Qué quiere decir hacerte consciente y cómo se logra? Hacerte consciente es poder decir: “Yo pienso por mí mismo”.

Y para llegar a ese “yo pienso por mí mismo”, primero hay que tratar de decodificar a qué punto uno es integrado por el pensamiento de los demás, el pensamiento de su guía espiritual, el pensamiento de los libros, el pensamiento de la familia, de las empresas o de la nación. Y cuando uno se da cuenta que uno no tiene un pensamiento propio, sino que se deja dirigir por las ideas ajenas, es en ese momento que comienza verdaderamente el proceso de conscientización .

Y como en todos los procesos donde hay un cambio. Primero va a haber una fase de desestabilización e incluso de destrucción. Así la persona ya no quiere pensar lo que piensan los otros, y puede volverse rápidamente insoportable, y puede durar toda la vida, si no aprende a superar esa etapa de rebelión.

Es así que se ven jóvenes intempestivos que destruyen su vida, sólo para hacer lo contrario de lo que la sociedad les propone. Simplemente por rebelión, porque tienen una ansiedad y ardiente deseo de comenzar a existir realmente por ellos mismos, pero lo hacen de manera torpe. Sin embargo, al menos comienzan a hacer algo.

La segunda fase es cuando comienzan a tener su propia opinión de las cosas. Y esta fase no es necesario que sea violenta, ustedes pueden tener su propia opinión sin necesidad de obligar a los demás a que también lo crean o estén de acuerdo con su manera de pensar.

En esta segunda etapa, ahora que la persona es más individualizada, ahora que tiene una más grande existencia, es necesario que también actúe, porque se va a dar cuenta que al mismo tiempo que el proceso de individualización y conscientización sigue su curso, también hay una búsqueda de realización.

Para demostrarles ese mecanismo, observen a la gente alrededor de ustedes que no es especialmente responsable, especialmente creativa, que tienen una “pequeña” cultura, y no porque no hayan ido a la escuela, sino porque no piensan suficientemente por ellos mismos. Observen a esas personas y obsérvenlas discutir. Sus ideas están todas hechas, no hay una reflexión propia, un estudio propio, sino que son generadas (lo más seguido) por el pensamiento de grupo, o por el miedo al futuro, y observen a qué punto su falta de individualidad los lleva a la pereza.

Los lleva a estar delante del televisor noche y día, o a escuchar la radio sin cesar, sin ser capaces de apreciar un momento de silencio. Ese comportamiento los lleva a votar por la mayoría, a pensar como la mayoría, a estar sometidos al comportamiento de la masa. Y vean como la falta de conscientización, la falta de individualización, lleva a una falta de movimiento y por lo tanto también a una falta de vida.

Observen ahora a alguien que es responsable de sí mismo, que es creativo y discutan con él, y verán a qué punto tiene sus propias ideas, que no sean siempre correctas y pueda equivocarse frecuentemente es otra cosa, pero vean a qué punto existe.

Lo que lo lleva seguido a investirse en búsquedas científicas, espirituales, o en diferentes asociaciones. Así que vean a qué punto la individualidad está asociada con la fuerza del cumplimiento y del movimiento de la vida, y por lo tanto hagan su elección.

¿Es qué sigo aletargado viendo la televisión, aceptando que los otros me digan lo que debo pensar y opinar? O es que decido pensar por mí mismo y por lo tanto me interrogo sobre en qué debo pensar, lo que me lleva a buscar el sentido de la vida, y ahí descubro todo un mundo nuevo.

Hagan su elección

E incluso cuando me estén escuchando muestren su individualidad. Por lo tanto no me escuchen con la cabeza vacía, sin espíritu crítico,  queriendo todo memorizar. Escúchenme como un ser adulto que se afirma. Y con esto no quiero decir que van a estar constantemente contradiciéndome, ya que pueden estar equivocados en sus opiniones o en sus ideas. Por lo tanto no es necesario que busquen discutir lo que les digo. No es de la confrontación lo que les propongo. Para nada. La sabiduría es la sabiduría, y tendrán que aprender a descubrirla tal como ella es y no como quieren que sea. Sin embargo que eso no les impida escucharme y venir hacía mí de manera adulta, o sea con vuestro propio discernimiento y se digan:

« Aprecie o no aprecie lo que voy a escuchar, voy a prestar atención y lo que escuche, lo voy a meditar y reflexionar. Después si lo creo o no lo creo eso es mi libertad. »

Y el simple hecho de haberlo pensado y reflexionado para posteriormente integrarlo, es mucho mejor que de todo creer sin cuestionarlo y de ejecutar todo lo que les digo, ya sea por devoción o porque han decidido que siempre he de tener razón.

¿Entonces como desarrollar la individualidad?

Si comprendieron porque deben aprender a pensar, y cómo deben de pensar, que sea con relación a un guía o inclusive con relación a los propios Maestros, lo que les aconsejaría como ejercicio para ayudarlos un poco más energéticamente a desarrollar la consciencia, es lo siguiente:

Cuando estén meditando, u orando obviamente traten de hacer la calma en su interior, busquen calmar la agitación de pensamientos que os invaden, pueden utilizar la contemplación para aquellos que les gusta. Pero lo que les pido que hagan de manera sistemática, es que al final de cada meditación, hagan un ejercicio de visualización e invocación.

Tal vez no les parecerá algo muy importante y se esperaban a una técnica más sofisticada, pero les aseguro que es un mecanismo que crea una ayuda directa en la conscientizacion y la individualización.

Verán, cuando hacen un esfuerzo de visualización, primero se concentran, y al concentrarse, trabajan sobre su cuerpo astral, o emocional debido a que es él quien usualmente impide la concentración, ya sea porque la persona es demasiado emocional, ya sea porque piensa demasiado y los pensamientos se agitan en su interior lo que provoca una serie de interferencia que impiden la concentración.

Así que la visualización, al requerir un esfuerzo de concentración, hace que al mismo tiempo se equilibre el cuerpo astral y esto se efectúa a medida que se practica.

Cuando el cuerpo astral se haya re-calibrado de forma correcta, entonces la concentración va a conducir a una focalización, y de ese punto de concentración va haber radiación de una energía del mental. Esa energía siempre ha existido, pero no podía irradiar antes porque ese punto de concentración se encontraba obstruido por el cuerpo físico y el cuerpo astral. Por lo tanto el mental no podía desarrollarse propiamente como un instrumento independiente y ser utilizado como tal, quedando como un potencial enfrascado por el físico y el astral.

Entonces, cuando el mental comienza a funcionar como un instrumento propio y comienza a ascender a los planos superiores. Para estar seguro que suba a los planos que le son más necesarios, hay que dirigir esa energía. Y ahí, la oración o la invocación a los Maestros, a los Ángeles, a la Jerarquía o a la Divinidad, se vuelve una necesidad.

¿Por qué?

Porque la oración o la invocación son como “llaves” que permiten sintonizarse con los Seres de Luz y así evitar (hasta en cierta medida) entamar contacto con entidades oscuras que hay por ejemplo en el astral.

Entonces, en un primer tiempo me concentro, en un segundo tiempo emito, y en un tercer tiempo, para que esta emisión llegue al lugar en donde podré retirar una energía que me sirva para mi evolución (mientras que las entidades del astral, al contrario te chuparían tu energía) canalizo y dirijo esa emisión hacía un punto de inteligencia, o sea ahí donde viven seres cuya inteligencia está ampliamente desarrollada.

Cuando ellos reciban el impacto de mi emisión, automáticamente aquel que recibió mi mensaje, escribirá el suyo. Supongamos que a mi pregunta responderá:

« Mensaje recibido. Nosotros también te queremos. Vas por buen camino, pero da mayor énfasis a tal meditación, tal libro o tal enseñanza. Y tampoco tengas miedo de confrontar a tu patrón, o a tu pareja, o a tus hijos en tal aspecto, etc. »

El Ser de Luz envía su pensamiento como una pequeña bola radiante, la cual es un poco parecida a un mantra y la cual van a recibir a través del Tercer ojo, porque es en ese lugar que van a proyectar vuestra emisión y recibir la respuesta.

Que ustedes perciban el proceso de manera objetiva no es importante y de hecho, la mayoría no se percatará. Lo importante es que recibirán una respuesta, recibirán un consejo, recibirán una energía, la cual surtirá sus efectos en el transcurso de los días.

Ahora bien, tampoco deben pensar que aplicando este método, ya van a recibir una abundante correspondencia “celestial” y que los Seres de Luz los van a instruir en todo. Tampoco deben imaginar que el “milagro” se logrará en un día. Sin embargo, a medida que vuestro mental se reforzará, al igual que vuestra individualidad, es a través de ese fortalecimiento que se atreverán por ejemplo, a confrontar a quien abusa de ustedes. No es porque les habrán puesto un turbo en su interior, sino porque esta energía va a desarrollar en ustedes la fuerza que les permitirá asumir ese encuentro que antes los aterraba. Y una vez que tienen desarrollada esa fuerza, ya es permanente.

Y a medida que vayan desarrollando esa fuerza que los irá volviendo más independientes, más creativos, más audaces. Al mismo tiempo sentirán una necesidad de manifestarlo.

¿Pero manifestar qué?

Porque está muy bien querer manifestarse, pero también hay que saber en qué. Si se van a volver sanadores, discípulos, naturistas, ingenieros, padres de familia, etc.

¿Qué es lo que quieren devenir?

Y aquí es donde se posa una pequeña selección para ustedes, que les molesta, que los incomoda, porque los seres humanos no les gusta la vida envuelta de puntos suspensivos. Pero ahí les diría que es parte de la vida y hay que lidiar con ello.

Los que les recomendaría es que cada vez que se encuentren en esa situación en donde no ven muy claro, en donde no saben hacía donde dirigirse, en vez de estarse preocupando, prueben cosas, pero no necesariamente esperen resultados. En cambio, mediten y reflexionen.

¿Qué significa ese momento de vuestra vida en donde no saben qué hacer?

Significa que necesitan interiorizarse. Su futuro los espera, de todas maneras ahí está, el futuro por el que aceptaron reencarnar en la Tierra, pero espera que hayan suficientemente madurado para manifestarse. Porque el siguiente paso evolutivo no simplemente está enfrente de ustedes, sino que se encuentra un escalón más arriba.

Ahora bien, para alcanzar ese nuevo escalón, no se trata de sólo levantar el pie. Hay que levantar también la cabeza y de hecho la totalidad del ser. Por lo tanto, reflexiona, medita, interiorizaste, lee e instrúyete sobre ti mismo.

Hazte tu mismo evaluaciones de manera honesta de ti mismo, y no sólo a propósito de tu psicología (si eres enojón, flojo, etc.) sino también a propósito de lo que ha sido tu evolución estos últimos años. Ve lo que has logrado y lo que todavía no controlas bien. Y eso en donde todavía fallas, vuelve a practicar para hacerlo mejor. Y así día tras día, tendrás la impresión de volverte cada día alguien más fuerte, más decidido, más grande. Alguien que ya no espera simplemente su futuro, sino que crea su futuro. Y eso es completamente distinto.

http://esoterismo-guia.blogspot.com/2013/09/individualidad-pensar-por-si-mismo-ser.html

Be the first to comment on "¿CÓMO DESARROLLAR TU INDIVIDUALIDAD?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*