¿CÓMO SER DIVINO DURANTE EL TRABAJO?

Soy maestro de primaria y tengo la impresión de participar tan poco en la construcción del ser divino que representa cada niño, ya que me encuentro imposibilitado para transmitirles el conocimiento espiritual. ¿Cómo abordar este problema para no perder el coraje y el entusiasmo?

REPUESTA: Mediante la aplicación de las palabras de Jesús cuando dijo:

« DAR A CÉSAR LO QUE ES DE CÉSAR Y A DIOS LO QUE ES DE DIOS. » (MATEO 22:21)

Con esto quiero decir que lo que es de la tierra, lo que pertenece al mundo mundano, intenta hacerlo lo mejor posible. Pero no trates de hacer algo que rebase justamente la naturaleza de la expresión de tu profesión. No trates de hacer más de lo que tu profesión te permite  hacer. No te preguntes cómo enseñar la espiritualidad al niño con tu profesión. Y con esto no quiero decir que transmitir la espiritualidad no esté a tu alcance, pero eso no lo está actualmente al alcance de la institución en la que trabaja. Por lo tanto, conténtate por el momento con hacer tu trabajo lo mejor posible. Añade un poco de paternalismo y todo estará bien.

EL INDIVIDUO EN LA SOCIEDAD SÓLO ES CONSIDERADO COMO UN SER SOCIAL Y LABORAL, SIN CONSIDERAR PARA NADA SU NATURALEZA DIVINA. Por lo tanto, no trates de cambiar la institución porque por el momento no se puede. En cambio, al lado de la institución, puedes vivir lo que eres como ser espiritual, y puedes muy bien también tratar de ser espiritual en tu trabajo. Pero no trates de hacer fuego con agua, no trates de construir una casa con cuatro tablas, no trates de cruzar el océano con un simple par de zapatillas. Debe saber utilizar al máximo y de la mejor manera el instrumento que tiene en tus manos que es tu profesión, sin desesperarte porque el instrumento es sólo eso: un instrumento.

A ti te corresponde encontrar las oportunidades para sublimarlo. Encontrar la ocasión para inspirar al niño algo positivo, o de sustraerle al niño algo negativo. De tratar de ser un padre guía en esos momentos. Pero no te desespere y no te jales los cabellos porque no se puede hacer más con tu empleo. Y te lo digo, no puede hacer más, porque no se te dan los medios. Debido a que el estado actual de la civilización es así. Entonces, trata de hacer lo máximo, pero no te culpabilices. Y si sientes que algo te falta porque quieres expresar más espiritualidad. No te prives.

SE ESPIRITUAL, PERO INTENTA SERLO COMO UNA EXTENSIÓN DE LA ACTIVIDAD, Y NO COMO SI FUERA LA PRINCIPAL RAZÓN DEL TRABAJO QUE ESTAS EJERCIENDO. Tienes que comprender que el mundo está así y que hay que saber lidiar con ello. Es como si alguien que trabajara de cajero de banco, y estuviera todo el día detrás del mostrador, me preguntara:

«¿Pero cómo quieres que sea espiritual en este caso? ¿Cómo quieres que ayude a la humanidad, si tengo que estar ocho horas al día detrás de un cajero y no veo más que billetes? Ni siquiera puedo conversar con la gente. Y por la noche cuando llego a casa, estoy muy cansado para hacer algo espiritual. »

Comprendo su descontento, sin embargo a pesar de eso, hay que lidiar con la situación actual de la civilización, porque no es posible cambiar repentinamente las instituciones y la sociedad. Además, aunque ya no se acuerden, ustedes sabían antes de descender en el planeta que el mundo estaba así, y aunque no fueran las condiciones idóneas, aceptaron la situación al encarnarse, porque saben que a pesar de sus defectos, la sociedad actual les va ayudar con su evolución.

¿Entonces, qué es una estancia temporal en este mundo demente (como ustedes lo llaman) si eso les va ayudar a alcanzar una vida cósmica?

Por lo tanto, hay que hacer con la situación. Pero, al mismo tiempo que hay que lidiar con la situación, al mismo tiempo hay que tratar aún así de sublimar el asunto. Es decir que aquel que se encuentra detrás de un mostrador ocho horas al día y piensa que por ello no puede hacer nada espiritual durante ese tiempo se equivoca enormemente, PORQUE ALGÚN DÍA VENDRÁ ALGUIEN QUE NECESITARÁ DE SU SONRISA.

Algún día vendrá alguien que va a necesitar de su consejo, aunque este consejo sea puramente comercial. Pero será precisamente el canal que los guías de la persona habrán elegido para sacarla de una mala situación financiera. EL EMPLEADO DEL BANCO SE DIRÁ: “SIMPLEMENTE HICE MI TRABAJO, FUE UN CONSEJO LABORAL, NO HICE NADA ESPECIAL.”

Pero en realidad habrá ayudado a la persona aunque haya sido parte de su trabajo. Por lo tanto, lo que hay que hacer es tratar de sublimar la labor terrestre que tengan que desempeñar. Lo que no significa que la traten de cambiar, porque la estructura social es muy dura. Pero si ustedes, en su actividad, a cada momento, sin importar lo que hagan, utilizan todo como un medio para transmitir la energía espiritual. Entonces, incluso aunque fueran un barrendero, su acción será espiritual. IMAGINEN UN BARRENDERO LIMPIANDO LA ACERA, ÉL PODRÍA DECIRSE:

 ¿Pero qué contacto espiritual es el que puedo tener con la gente, con este trabajo?

Y YO LE DIGO: POR EL CONTRARIO, MIRA QUÉ BELLA LABOR ESTÁS HACIENDO. LIMPIAS LOS CAMINOS. GRACIAS A TI, LA GENTE PUEDE CAMINAR POR LAS CALLES QUE ESTÁN HIGIÉNICAS. Y para que tu trabajo sea también divino, con tu mente carga las aceras con energía espiritual, visualiza que el pavimento se llena de Luz divina, de manera que cuando la gente camine por esas calles que acabas de limpiar, reciban esa energía que has proyectado. Y ESE SIMPLE GESTO PUEDE SER LA CHISPA QUE AYUDE A ALGUNOS A CAMBIAR SU VIDA, porque mientras que se encontraban totalmente deprimidos, con ideas suicidas, el simple hecho de haber caminado por esa calle energizada con la Luz divina, les trajo nuevas fuerzas para superar sus problemas y seguir adelante. Y todo eso gracias a ti. Que todo sea un soporte a vuestra labor de transmitir la energía espiritual.

QUE VUESTRA PROFESIÓN SE CONVIERTA EN UN SERVICIO DIVINO, PERO PARA QUE ESE SERVICIO SEA EFICIENTE, NO TRATEN DE VOLVER SU PROFESIÓN MÁS DE LO QUE ES. La civilización ha tirado sus dados y las cosas están establecidas así por un buen rato. POR ESO ES A USTEDES QUE LES CORRESPONDE DARLES UNA SEGUNDA EXPRESIÓN A LO QUE HACEN, AUNQUE SU ACTIVIDAD SEA ALGO MUY MATERIAL Y PROFANO. Y esta segunda expresión sólo depende de vuestra intención interior. Ella no depende de transformar la cosa.

Puedes volver tu trabajo divino, aunque las materias que enseñes sean muy terrestres, y eso depende de tu actitud interior al ejercer tu profesión. Puedes por ejemplo, dar un luz a un niño simplemente enseñándole el alfabeto. Te lo aseguro, algo tan sencillo como enseñar el ABC puede volverse iluminador, si cuando le enseñas las letras al niño concibes su mente como un receptáculo al que tratas de enviarle la Luz divina, y que para lograr eso te ofreces ser el intermediario entre el niño y la Jerarquía para enviarle esta energía divina.

Si te conectas con esta intención con la Jerarquía, entonces un simple curso acerca del alfabeto se vuelve el pretexto a la iluminación, porque todo el manejo energético es interior. En ese momento, aprender el alfabeto no es más que un pretexto para ti, para tener acceso a la consciencia del niño. Así como el esoterismo no es más que un pretexto para los Maestros para tener acceso a vuestra consciencia.

Si quieres expresar divinidad con tu trabajo, tienes que vivir tu empleo de esa manera, y te lo aclaro: no sientas que enseñas algo que no tiene valor, o que no tiene ninguna acción en la evolución espiritual de los niños. Esa acción divina depende de ti. No de lo que les vas a decir, ya que ellos necesitan de esa enseñanza que les das para la vida material. Pero la iluminación, la Luz divina, la energía espiritual, todo eso solamente depende de tu intención y de tu actitud interior.

Pastor (maestro de sabiduría, 27-06-85)

 

Be the first to comment on "¿CÓMO SER DIVINO DURANTE EL TRABAJO?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*