¿CÓMO SUPERAR UNA RUPTURA SENTIMENTAL?

Jeannette Lofas, presidenta de la fundación Stepfamily, en su libro “Step Parenting”, nos presenta datos alarmantes sobre el divorcio y la desintegración familiar en los EEUU. Según señala en dicha obra, estamos pasando por una vertiginosa transformación familiar.  Veamos algunos detalles de estos estudios:

1-El cincuenta por ciento (50%) de las familias americanas corresponde hoy a segundas uniones.

2- El promedio de duración de un matrimonio actual es de siete (7) años, y uno de cada dos matrimonios termina en divorcio.

3- El setenta y cinco por ciento (75%) de las personas que se divorcian se vuelven a casar. Sin embargo, aproximadamente el sesenta y seis por ciento (66%) de las parejas de segunda unión, que tienen hijos del primer matrimonio, se separan

4-Un cincuenta por ciento (50%) de los sesenta millones de niños menores de 13 años viven con uno solo de sus padres biológicos y su nueva pareja.

5- El cincuenta por ciento (50%) de las mujeres están vinculadas a una familia reconstituida, como madres o como esposas de hombres con hijos.

6-Dos de tres primeros matrimonios de parejas menores de treinta (30) años terminan en divorcio.

Muchos de los problemas sociales tienen su raíz en la  desintegración familiar, es por ello, que muchos expertos trabajan con los afectados.

A continuación presentamos un artículo sobre el tema escrito por Beatriz G. Portalatin, http://www.elmundo.es/salud/2014/04/09/53443ef7ca474165428b4585.html

Besos que vienen riendo, luego llorando se van, y en ellos se va la vida, que nunca más volverá”. Así hablaba Miguel de Unamuno del desamor. Pero aunque a veces parezca que ahogue o apriete demasiado, dicen que de amor ya no se muere, nadie. Que todos, y hasta en las peores condiciones posibles, podemos superar una ruptura sentimental, sólo hay que aceptarlo, y decidir empezar de nuevo.

 Patricia Ramirez Loeffler, psicóloga especialista en trastornos de ansiedad y parejas, dedica un capítulo en su libro, ¿Por qué ellos sueñan con ser futbolistas y ellas princesas?, al hablar del desamor. Asegura que el dolor no es proporcional a los años de relación, sino que tiene que ver con otros factores como el grado de enamoramiento, complicidad y adoración hacia la otra persona, y con los recursos y experiencias que uno tenga. Es decir, si alguien ya ha pasado por una situación similar, sabe que la vida sigue: tengo familia, tengo amigos y recursos suficientes para poder superarlo.

 FASES DE UNA RUPTURA

Las fases de una ruptura, con sus matices y distancias, según los expertos, son similares a las de un duelo por una muerte. “En ocasiones, es incluso más doloroso pues cuando alguien muere, la carpeta se cierra, mientras que en la ruptura sabes que la persona está ahí, pero que ya no quiere estar contigo”, sostiene Ramírez. Algunos autores hablan hasta de cinco fases. Ana Sierra, psicóloga y terapeuta sexual y de pareja, explica qué sucede en cada una de ellas:

LA PRIMERA FASE SERÍA LA DE NEGACIÓN, donde no aceptamos que la relación se haya terminado, y tenemos todavía esperanza de poder recuperar a esa persona. LA SEGUNDA, sería la de enfado, rabia e ira, en la que se buscan las razones de lo ocurrido, tanto en ti (qué habré hecho mal) como en la otra persona. TERCERA, la fase de negociación, en la cual empiezas ya a buscar solucionesLA CUARTA, abarca un periodo donde se experimenta la tristeza y el dolor en sí, y se quiere llorar ese dolor. Y POR ÚLTIMO, viene la de aceptación, en la cual se asume lo que ha pasado”. Algunos autores exponen también una sexta fase: la asimilación. En ella, todo está superado, asimilado, y puedes hablar de ello sin emocionarte.

Según los manuales de Psiquiatría o Psicología, menciona Ramírez, efectivamente hay un tiempo de duelo que puede durar hasta dos años, pero realmente, ese tiempo es muy relativo y personal. Sin embargo, “tú puedes adelantar ese proceso, manteniendo una actitud activa y no dejando que lo sucedido bloquee tu vida“. La clave está, sobre todo, en aceptar la situación, en reconocer que la historia ha terminado y saber poner el punto final. No fijes tu objetivo en recuperar, dice Ramírez, sino en aceptar: “No supliques amor a la otra persona, no pidas amor a quien ya no quiere estar contigo” porque, “las parejas son para disfrutarse, no para sufrir”, asegura tajante.

 “La ruptura sentimental es uno de los acontecimientos más estresantes, de cambio, que vivimos”, afirma Juan Macías, psicólogo y especializado en terapia de parejas. En otros casos, donde la ruptura es de mutuo acuerdo, el dolor se vive de forma diferente y está mucho más repartido.

Es importante, añade Macías, las formas y los plazos para llevar acabo la ruptura. En general, es más complicado cuando la ruptura es algo brusco y una de las partes no espera que suceda. Por ejemplo, hay parejas que se dan un tiempo, un respiro, o segundas y tercera oportunidades, con lo que en estos casos, la ruptura definitiva no te pilla tan de sorpresa, porque ya hay indicios que sugieren que puede tener cabida.

 CLAVES PARA SUPERARLO

Los conflictos de pareja y las rupturas están cada vez más presentes en las consultas de los psicólogos. “Lo que más trato son trastornos de ansiedad y problemas de parejas. Veo a mucha gente sufrir por temas de desamor, de manera muy honda y profunda”, confiesa Ramírez. Hay que parar y controlar las cosas que nos recuerdan a esa persona, por ejemplo: no torturarte una y otra vez con esa canción. Y por supuesto, hay que trabajar y recomponer la autoestima dañada. Pero, ¿cuáles son las claves para querer volver de nuevo a recuperar tu vida?

Lo primero es, APRENDER A  VIVIR CONTIGO MISMO, SABER DISFRUTAR Y SABER SENTIRSE BIEN. “SI TÚ QUIERES TENER UNA PAREJA, LUCHA POR ELLO, PERO SAL, CONOCE GENTE, VÍSTETE DE FORMA DIFERENTE, AUMENTA TU GRUPO DE AMIGOS Y DE ACTIVIDADES…Lo fundamental, aconseja esta experta, es atreverse a hacer cosas que antes no hacías (prueba, por ejemplo, ir al cine tú solo y experimenta que puede ser algo muy positivo) aumenta tus fuentes de bienestar, date caprichos, invierte tiempo en ti.

OTRO ASPECTO IMPORTANTE ES APOYARSE EN LA GENTE QUE TE QUIERE, PERO SIN MONOPOLIZAR TODA LA CONVERSACIÓN EN LA RUPTURA PORQUE ACABARÍAS CANSANDO. En definitiva, la clave consiste en que “a pesar del sufrimiento sigas activo, hagas cosas, no te quedes viendo la vida pasar. No se trata de ser un superhombre o una supermujer, simplemente poner de tu parte para que el dolor desaparezca cuanto antes”, concluye Ramírez.

Por otra parte la Lic. Beatriz Goldberg -psicóloga y especialista en crisis individuales y de pareja, aconseja lo siguiente:

“No hay que quedarse siempre en los términos de pérdida, desde económicas hasta emocionales. Decir que esa historia o haber conocido a esa persona fue lo peor que nos pasó es no saber capitalizar lo positivo que nos unió.. No porque algo se termine significa que no haya valido la pena.

Una ruptura sentimental no es un fracaso, es una crisis en la cual no hubo un buen acuerdo de entrada. Hay que tomarlo como una oportunidad de cambiosobre todo si hay hijos”. Uno siente que es un fracaso, pero tiene que centrarse en la ganancia. Y, si bien es verdad que las cosas no terminaron bien, hay que tomarlo como una oportunidad para conocerse a uno mismo y no repetir los mismos errores en la próxima pareja“.

Hablar con un amigo o familiar y contarle lo que nos pasa, lo que sentimos. Es importante compartir nuestras vivencias con una persona que nos conoce para poder tener una visión diferente y desinteresada de las cosas. VOLCAR NUESTRAS VIVENCIAS EN UN DIARIO ÍNTIMO, también puede ser de ayuda, ya que releyendo sus páginas podemos analizar ciertas situaciones y darles una nueva lectura. PERMITIRSE LLORAR: es parte del duelo que hacemos por la otra persona y permite desahogar la angustia que sentimos.

ALIMENTARSE Y DESCANSAR BIEN: a veces puede darnos pereza tener que cocinarnos cuando ya el otro no vive con nosotros. Entonces, una buena idea puede ser salir a comer afuera solos o con amigos, para pasar un momento ameno y distraernos.

CUIDAR EL CUERPO: muchas personas dejan de lado su apariencia física luego de una ruptura sentimental. Lo ideal es salir a caminar o anotarse para hacer alguna actividad física. TAMBIÉN PUEDE SER UNA BUENA OPORTUNIDAD PARA INICIARSE EN LA MEDITACIÓN O HACER YOGA

 APRENDER A DARSE GUSTOS: ir de shopping, redecorar la casa o hacer un viaje puede mantener ocupada nuestra cabeza y hacernos sentir mejor. CONSULTAR A UN PSICÓLOGO si la angustia y la tristeza que sentimos es tal que nos impide continuar con nuestras obligaciones cotidianas.

SI LA PAREJA TUVO HIJOS, HAY CANALIZAR EL AMOR QUE SE TERMINÓ A TRAVÉS DE ELLOS, no contarles los detalles de la ruptura  y evitar mostrarles la tristeza que nos invade, sobre todo si se trata de niños pequeños.

 

 

 

 

Be the first to comment on "¿CÓMO SUPERAR UNA RUPTURA SENTIMENTAL?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*