LA FISICA CUANTICA DEMUESTRA, QUE LA MUERTE NO EXISTE

Muchos seres humanos piensan, que la muerte significa el final de la vida. Pero los últimos descubrimientos científicos, sobre la infinitud del espacio y la maquinaria interna del átomo, están relegando esta creencia al pasado. Con el propósito de demostrar, que la muerte es una ilusión de la mente humana y por tal razón no tiene existencia real, un grupo de científicos trabajan arduamente para ofrecer respuestas objetivas sobre este escalofriante tema.

Robert Lanza, reconocido como una de las mentes más brillantes de nuestro tiempo, director científico de la compañía Advanced Cell Technology (ACT) y Profesor Adjunto en el Instituto de Medicina Regenerativa de la Universidad de Wake Forest, en los EEUU, ha publicado un libro titulado “Biocentrismoel cual por un lado detalla de forma convincente una teoría sobre la muerte, que está en sintonía con las tradiciones más antiguas del mundo. Y por otro lado, se fundamenta en todos los conocimientos que hemos adquirido durante los últimos siglos.

Robert Lanza afirma, que según la teoría del Biocentrismo la muerte es una ilusión. Explica, que la vida crea el universo, y no al revés. El espacio y el tiempo no existen en la forma lineal como pensamos; y si el espacio y el tiempo no son lineales, entonces la muerte no puede existir en el ‘sentido real’.

Robert Lanza afirma que la Física Cuántica confirmar la existencia de la vida, más allá de la tumba; el biocentrismo muestra que la muerte tal como la conocemos es una ilusión creada por nuestra conciencia.

El científico sostiene, que como seres humanos creemos en la muerte, porque “nos han enseñado que morimos”, y nuestra conciencia asocia la vida con el cuerpo biológico, dejando de lado su parte inmortal.

El Biocentrismo es clasificado como una teoría del todo y viene de la palabras griegas “vida’ y ‘centro”. Es la creencia de que la vida y la biología son centrales a la realidad y que la vida crea el universo, y no al revés.

El científico utiliza el ejemplo de la forma en que percibimos el mundo que nos rodea. Una persona ve un cielo azul, y se le dice que el color que están viendo es azul, pero las células en el cerebro de una persona podría ser cambiadas para que el cielo pareciese de color verde o rojo.

En un experimento, cuando los científicos ven pasar partículas a través de dos rendijas, la partícula pasa a través de una ranura a la otra. Pero si ninguna persona lo observa, actúan como una onda y puede ir a través de las dos rendijas al mismo tiempo. Esto demuestra que la materia y la energía pueden mostrarse con características de onda o partícula en base a la percepción y la conciencia del observador. El espacio y el tiempo son meros instrumentos de nuestra mente.

Al observar el universo desde el punto de vista biocéntrico, esto también significa que el espacio y el tiempo no se comportan de la manera dura y rápida que nuestra conciencia nos dicen que lo hacen. En resumen, el espacio y el tiempo son “meros instrumentos de nuestra mente” y esto implica que la idea de la inmortalidad existe en un mundo sin fronteras de espacio y tiempo.

Del mismo modo, los físicos teóricos creen que hay infinidad de universos con diferentes variaciones que tienen lugar al mismo tiempo. Robert Lanza añade que todo lo que posiblemente puede ocurrir está ocurriendo en algún punto en este multiverso y esto significa, que la muerte no puede existir en “ningún sentido real”.

La idea de que la conciencia crea la realidad tiene soporte cuántico … y también es coherente con algunas de las cosas que la biología y la neurociencia nos está informando sobre las estructuras de nuestro ser”, señala Ronald Green, director del Instituto de Ética de la Universidad de Dartmouth, sobre el trabajo de Robert Lanza.

Si observamos la descomposición del cuerpo humano después de la muerte, podemos notar que en ese proceso, el cuerpo esta mas vivo, que nunca, pues los millones de células, que antes estaban compactadas formando una unidad, desde el instante de la muerte comienzan dispersare, cada una en busca de su fuente original. Entonces ya no vemos un solo cuerpo, sino millones de pequeños cuerpos moviéndose en distintas direcciones.

VER https://www.youtube.com/watch?v=4vA6jM57of4
«Nada se pierde, nada se crea, todo se transforma». Esta célebre frase es atribuida al filósofo Anaxágoras (500-428 a. C.) y fue retomada por el químico Lavoisier (1743-1794). Más recientemente Einstein demostró que energía y materia son indisociables y que sólo podemos producir una consumiendo la otra.

1 Comment on "LA FISICA CUANTICA DEMUESTRA, QUE LA MUERTE NO EXISTE"

  1. Adolfo Paz, Madrid España | junio 14, 2018 en 3:35 pm | Responder

    Lucas 20:28 Para Dios todos estamos vivo, de manera que la muerte no existe, gracias por este articulos tan interesante e iluminador

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*