LA VERDAD SOBRE LA REENCARNACIÓN

En nuestra incesante búsqueda, nunca habíamos encontrado una explicación tan iluminadora sobre la reencarnación, como la que compartimos a continuación:

Cuando un hombre o una entidad humana vive sus primeras experiencias y comienza a ir un poco sobre el camino del conocimiento, encuentra las armonías. No que haya nacido en ellas, sino nació en el bache. ¿No se escribe en la biblia, que la luz brilla en la oscuridad?

Es necesario reflexionar sobre la esta frase para incluir la evolución del hombre y la reencarnación, la reencarnación no solamente del ser humano, y también de toda cosa, ya que toda cosa se perpetúa a través de la forma.

¿POR QUÉ EL ESPÍRITU, ES LA GASOLINA, LA VIBRACIÓN, DEBE PERPETUARSE POR CICLO A TRAVÉS DE LA FORMA? Para remontar la medida de la escala vibratoria y desarrollar cada vez más control. Un individuo evoluciona, sobre todo, para redescubrir las armonías que están en él, ser lo perfecto que es, y que todavía no ha sido.

 ¿Toda evolución no tiene por objetivo a Dios?

 La idea no es mala, pero no es real según la verdad absoluta del cosmos y las leyes. Si buscan a Dios a través de un mantra, una alabanza, no lo encontrarán. Dios no debe encontrarse. Dios no es un enigma que se pretende descubrir.

No es un alejado bienestar que el hombre debe esforzarse en encontrar. ES UNA PRESENCIA Y ES ALLÍ TODA LA DIFERENCIA.

Allí, querría precisar un punto bastante claro en el planteamiento del discípulo, porque el discípulo tiene siempre la impresión que debe ir hacia algo, hacia su alma, hacia su chispa divina, hacia Dios, hacia su Maestro. Es falso. De la misma manera, que en su plano físico, bien en carne, la conciencia siempre sabe hacia dónde va aunque vive al mismo tiempo a nivel astral, a nivel estérico, a nivel mental.

Lo que querría hacer comprender a los discípulos, es que el que tiene realmente deseo de ir dar un paso derecho, con una concepción que sea clara y válida, no va hacia Dios, no pretende alcanzarlo, no se esfuerza en la purificación para ir hacia él, para incorporárselo. Es en esta suspensión que va a encontrar la presencia.

 Querría que este concepto vuelva a entrar bien en su espíritu, la presencia. SI CONCIBEN REALMENTE LO QUE ES LA PRESENCIA EN USTEDES, NO TIENEN YA QUE CONVERTIRSE EN PARTICULARES, NO TIENEN YA QUE HACER ESFUERZOS, ABSTINENCIAS, DE SALDARSE ESPIRITUALMENTE, probar que ustedes son algo, que llegaron al control, que suprimieron tal problema, TAL DEFECTO. El camino del discípulo no es el de los juegos olímpicos de la espiritualidad.

El único resultado que se les pide, es ser auténtico y es esa gasolina que es adquirida en las reencarnaciones. ¿Se habla del hombre perfecto, la edad de oro, eso quiere decir que los hombres de mañana, los niños de mañana serán todos iniciados de gran envergadura? ¡No! No está en algunas décadas, que se va a poder iniciar en masa la humanidad. Seguirá siendo individuos siempre, etnias que tendrán sus diferencias.

LA ILUMINACIÓN ES ALGO QUE ESTÁ AL ALCANCE DE TODOS, PORQUE NO SE TRATA DE SALDARSE ESPIRITUALMENTE, PERO DE ENCONTRAR LA PRESENCIA. Cuando se interiorizan suficientemente para encontrar esta presencia, pueden comenzar el trabajo con el fin de realizar la iniciación, antes de eso, ustedes no pueden. Por eso muchos discípulos pierden un tiempo loco y su esperanza, buscando la iniciación antes de trabajar su iluminación.

Así pues, se ve en los templos, en las sociedades esotéricas, gente que se preocupa muchos por lo que es técnico, conocimiento, ascetismo, y que no consigue transmitir su amor, y recibir el amor del otro, porque no despertaron a la vida. Antes de ser una flecha que sube hacia el cielo, es necesario haber encendido todo el ser. Si no, no hay dinamismo, no hay propulsión, ni energía.

Y por ello hay discípulos que se compadecen, porque desde tanto años hacen todo lo que es necesario, ellos meditan de tal hora a tal hora, ellos hacen lo mucho que pueden, ellos intentan contener sus comodidades, de no pensar en las mujeres o las mujeres en los hombres. El discípulo hace la cuenta de todo lo que él se ha obligado a hacer, pero cuando se le pregunta:

¿ES TU ALMA, UN ALMA QUE SABE VIVIR? ¿ES TU ALMA, UN ALMA QUE SABE RAZONAR? ¿ES TU ALMA, UNA PRESENCIA QUE SE CONCIBE AL UNÍSONO CON TODOS LOS DEMÁS SONIDOS DEL UNIVERSO? ¿Sabe tu observar una estrella e incluir su vibración? ¿Sabe tu observar la luna y dejarte infiltrar por su onda? ¿Sabe tú, observar una flor y ver, en la flor, la vibración de lo divino? 

El discípulo concluye que la vida no es tan divertida y dice: “Creo en Dios, en la fraternidad, en los principios del amor, de la luz y no llega más de ahí. Leo cantidades de libros sobre lo que causa la luz, lo que es la luz y no soy feliz todavía.

 ¿Qué es lo que da la felicidad?

Si la felicidad es la primera búsqueda en esta vida, está bien porque es la preocupación principal de la propia alma, pero si el alma se propone encontrar la felicidad, cuando envía este impulso a la personalidad, la personalidad no comprende la palabra de la misma forma.

¿Qué es la felicidad para la personalidad?

PARA LA PERSONALIDAD, LA FELICIDAD ES UNA FORMA DE ESTADO, DE BIENESTAR, SER BIEN EN SU PIEL, TENER EL DISFRUTE DE LOS FRUTOS DE LA TIERRA. Para el alma, la felicidad es la alineación, poder ser canal con todas las energías que vienen de la chispa primordial, el universo, al cual se liga, su rayo cósmico y el Amo que vela por este rayo. Porque necesita nacimiento, es necesario pues, para que esté alineada, como el niño en el vientre de la madre, para que al primer impulso pueda brotar.

Lo que falta a los hombres, es esta potencia para alinearse. Los hombres olvidaron tanto su naturaleza divina, que encontrar la alineación es para ellos todo un ascetismo, todo un programa espiritual, mientras que es una cosa tan simple, tan elemental. Para ellos, para ustedes, para nosotros quienes fueron, es un enorme trabajo, y con todo sólo se trata de alinearse.

¿Qué papel tiene la encarnación en esta alineación?

LA REENCARNACIÓN PERMITE A LA CONCIENCIA, A NIVEL MENTAL SUPERIOR, ENCONTRAR LA VERDAD. EL HOMBRE ESTÁ EN LA DIVERSIDAD, LA MULTIPLICIDAD, EN LA PERIFERIA, EN LOS CONTRARIOS, entre el calor y el frío, el blanco y el negro, la vida y la muerte, el bien y el mal etc.  A fuerza de experimentar las extremidades, el hombre va a terminar por encontrar el centro.

La reencarnación, es una libertad de movimiento para que el alma pueda encontrar su centro. Pues, por la reencarnación, las experiencias van a dar al alma la posibilidad de encontrar las realidades divinas, o universales, aunque para nosotros la palabra divina tenga otra resonancia que para ustedes.

Para nosotros no hay, Dios y luego el hombre que intenta evolucionar y asemejarle. Ese concepto no existe para nosotros. PARA NOSOTROS SEGÚN NUESTRA LÓGICA, TODO ES DIOS. Lo que supone que Dios existe lo mismo a través de una roca, un árbol, una flor, que un volcán en erupción. Existe lo mismo y se revela a través de esa forma que en su cielo. Es decir, no hay divinización de Dios, hay simplemente reconocimiento de lo sagrado en toda cosa.

Y es completamente diferente, porque eso no alimenta ya la religión, pero eso hace nacer el amor, la tolerancia, la claridad de la verdad, y las armonías. Si en vez de rogar a Dios en el fondo de los cielos, harían que todo se consagre, la religión no existiría.

Si hay una idea que quiero combatir con respecto a la reencarnación, es la que el individuo lleva la reencarnación como un yugo, que existe un ángel allí-arriba y que a tal hora cósmica, que corresponde a tal hora terrestre, él envía de una gran patada el alma a la encarnación en papá A y madre Z. Ir es el momento. No es en absoluto el sistema.

Las armonías son mucho más bonitas, y se mantiene incluso el orden  debido a la belleza de las armonías, y no debido a la aplicación rígida de una ley o de un ciclo. Un ciclo no es una ley, una necesidad no es una ley, es aún y todavía un despliegue de la vida, que empuja a ir siempre más lejos, para nacer.

¿Se preguntan lo que es la reencarnación? Pero no buscan, porqué ustedes se preocupan, si ya vivieron, si vivirán una vez más y a qué hora de la tierra. Todo eso, en realidad, no existe de verdad. No van de una vida a otra, van de una forma a otra y su vida se continúa. Es diferente. La gente cuando piensan en la reencarnación, se dice: “voy a perpetuarme. Allí, comienzo a construir una pared.

Si la muerte viene a afectarme al mediodía, me reencarnaré cincuenta años más tarde y vendré a terminarlo”. No, lo que no terminaron un determinado día, más nunca ustedes no tendrán la ocasión de hacerlo.

Porque no es importante, dado que sólo hay la sustancia, exactamente el perfume que se toma. Entonces los que se dicen: voy a poner en marcha tal y cual asunto, voy a comenzar a construir esto, eso, o voy a comenzar a construirme tal y tal sabiduría, y tal conocimiento, voy a enterarme de las lenguas, o tales otras ciencias, así, en mi próxima vida, no tendré ya que volver a aprender, no tendré ya que despertarlos. Es justo, pero es falso.

Es justo, porque todo es sustancia y que todo se convierte en una gasolina cuando el espíritu se libera de la forma, y que todo vuelve a entrar en la memoria. Es falso, porque el individuo, en realidad, no tiene absolutamente nada que hacer a nivel iniciático, eso sólo le sirve a nivel físico de manifestación.

Y como su objetivo no es convertirse en potente en la manifestación, pero en el reino del alma, entonces centran aún más en iluminarles todo lo que puede. Es necesario ver la reencarnación como una marcha y solamente como eso. EL ESPÍRITU NO CAMBIA, TODAVÍA HA ESTADO DESDE EL PRIMER DÍA, EN LA FORMA, PERO EXTRAE SUSTANCIAS DIFERENTES.

PUES, USTEDES, TAL COMO SE SIENTEN HOY, TAL COMO SON HOY, USTEDES NO REENCARNARÁN NUNCA, porque no son lo que se sienten ser hoy. Por el contrario, adquirir todo lo que podrán como alineación, riqueza espiritual, descubierta de la armonía, entonces eso, sí, es ustedes y eso, sí, se reencarnará. Es una continuidad y en esta continuidad en un momento están a la derecha y en otro a la izquierda, una experiencia que permite extraer esta sustancia.

PUES, CUANDO SE PREGUNTAN SOBRE LA REENCARNACIÓN, PREGUNTAN SOBRE SU VERDADERA NATURALEZA, Y SE DARÁN CUENTA QUE, EN ESE CASO, NO SE PUEDE HABLAR REALMENTE DE REENCARNACIÓN, pero más bien de manifestación. El término se utiliza así hoy, reencarnación. No es totalmente falso, ya que permite extender más la verdad, que de ideas falsas. Sobre todo teniendo en cuenta que el individuo cuando llega a un determinado desarrollo espiritual comprende exactamente lo que quiere decir esta palabra.

Puesto que podemos hablar con matiz, recuerdan, NO HAY REALMENTE REENCARNACIÓN, HAY UN ESPÍRITU QUE SE MANIFIESTA Y LO QUE USTEDES, LLAMAN REENCARNACIÓN NO TIENE REALIDAD JUNTO A SU VIDA VERDADERA.

Esta es la razón por la que, en algunas partes del mundo, algunas agrupaciones saturadas de sabiduría, inundadas del verdadero conocimiento hasta llegan a cortar la existencia de la reencarnación. No es que rechazan esta ley como otros rechazan a Dios u otras verdades, sino simplemente que conocen el matiz, y que combaten, en realidad, una idea falsa.

El verdadero iniciado preferirá contradecir la ley, si la ley tal como se enuncia, es un espíritu falso, pone en marcha ideas falsas. La ley, en ese momento, no es una verdad, aunque en sí mismo es verdadero.

Conferencia de Pastor, Maestro de sabiduría

Traducido al español de: http://www.conscienceuniverselle.fr/

 

EN ESTE VÍDEO, ENCONTRAMOS UNA EXPLICACIÓN ILUMINADORA DE OTRO MAESTRO ESPIRITUAL

 

 

 

 

 

 

 

 

Be the first to comment on "LA VERDAD SOBRE LA REENCARNACIÓN"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*