OBSERVANDO TUS ESTADOS DE ÁNIMO SERA TRANSFORMADO

 

CENTRARSE: Cuando surja un estado de ánimo contra alguien o a favor de alguien, no lo pongas en la persona en cuestión, sino permanece centrado. Si surge el odio por alguien o contra alguien, o surge el amor por alguien, ¿qué hacemos? Lo proyectamos sobre esa persona. SI SIENTES ODIO POR MÍ, EN TU ODIO TE OLVIDAS COMPLETAMENTE DE TI MISMO. Si sientes amor por mí, te olvidas completamente de ti mismo; sólo yo me vuelvo tu objeto. Proyectas tu amor u odio o lo que sea sobre mí. Olvidas completamente el centro interno de tu ser; el otro se vuelve el centro. Cuando surja el odio o surja el amor, o cualquier estado de ánimo por o contra alguien, no lo proyectes sobre la persona en cuestión.

RECUERDA: tú eres la fuente de ese estado. Te amo: la sensación ordinaria es que tú eres la fuente de mi amor. En realidad no es así. Yo soy la fuente; tú eres tan sólo una pantalla sobre la que yo proyecto mi amor. Tú eres sólo una pantalla; yo proyecto mi amor sobre ti y digo que eres la fuente de mi amor. Esto no es un hecho, es una ficción. YO EXTERIORIZO MI ENERGÍA DE AMOR Y LA PROYECTO SOBRE TI. En esa energía de amor proyectada sobre ti, te vuelves adorable. Puede que no seas adorable para otra persona, puede que seas absolutamente aborrecible para otra persona. ¿POR QUÉ? Si eres la fuente del amor, entonces todo el mundo sentirá amor por ti, pero tú no eres la fuente. Yo proyecto amor, y entonces te vuelves adorable; alguien proyecta odio, y entonces te vuelves aborrecible.

Y OTRA PERSONA NO PROYECTA NADA, LE ERES INDIFERENTE; puede que ni siquiera te haya mirado. ¿Qué está pasando? Estamos proyectando nuestros propios estados de ánimo sobre los demás. Por eso, si estás en tu luna de miel, la Luna parece preciosa, prodigiosa, maravillosa. Parece que el mundo entero es diferente. Y esa misma noche… puede que para tu vecino esta noche prodigiosa no exista en absoluto.

Ha muerto su hijo: entonces la misma Luna es triste, intolerable. Pero para ti es encantadora, fascinante; es enloquecedora. ¿Por qué? ¿Es la Luna la fuente o es la luna tan sólo una pantalla y tú te estás proyectando a ti mismo? Permanece centrado. Recuerda que tú eres la fuente, así que no te vayas al otro, vete a la fuente. CUANDO SIENTAS ODIO, NO TE VAYAS AL OBJETO. VETE AL PUNTO DESDE EL QUE VIENE EL ODIO. No te vayas a la persona a la que va dirigido, sino al centro desde el que procede. Vete al centro, entra en ti. Usa tu odio o amor o ira o cualquier cosa como un viaje hacia tu centro interno, a la fuente.

ENTRA EN LA FUENTE Y PERMANECE CENTRADO ALLÍ. ¡PRUÉBALO! ésta es una técnica muy, muy científica, muy psicológica. Alguien te ha insultado: de pronto hace erupción la ira, te acaloras. La ira fluye hacia la persona que te ha insultado. Ahora proyectarás toda esta ira sobre esa persona. Ella no ha hecho nada. Si te ha insultado, ¿qué ha hecho? Simplemente te ha pinchado, ha ayudado a que surja tu ira: pero la ira es tuya. Si esa persona va a Buda y lo insulta, no podrá crear ira en él. O si va a Jesús, Jesús le ofrecerá la otra mejilla; o si va a Bodhidharma, éste se reirá a carcajadas. Así que depende. El otro no es la fuente; la fuente siempre está dentro de ti. El otro está golpeando la fuente, pero si no hay ira dentro de ti, no puede salir.

SI GOLPEAS A UN BUDA, SÓLO SALDRÁ COMPASIÓN, PORQUE EN ÉL SÓLO HAY COMPASIÓN. No saldrá ira, porque no hay ira en él. Si echas un balde en un pozo seco, no sale nada. En un pozo lleno de agua, echas un balde y sale agua, pero el agua es del pozo. El balde sólo ayuda a sacarla. De modo que alguien que te insulta está simplemente echando un balde en ti, y el balde saldrá lleno de la ira, el odio o el fuego que había en ti.

Tú eres la fuente, recuerda. Para esta técnica, recuerda que tú eres la fuente de todo lo que vas proyectando en los demás. Y siempre que surja una disposición a favor o en contra, entra inmediatamente en ti y vete a la fuente de la que sale este odio. PERMANECE CENTRADO AHÍ; NO TE VAYAS AL OBJETO. Alguien te ha dado una oportunidad de ser consciente de tu propia ira: agradéceselo inmediatamente y olvídate de él.  CIERRA LOS OJOS, ENTRA EN TI, Y MIRA LA FUENTE DE LA QUE ESTÁ VINIENDO ESTE AMOR O IRA. ¿De dónde? Vete dentro, entra en ti. Allí encontrarás la fuente, porque la ira está viniendo de tu fuente. El odio o el amor o lo que sea está viniendo de tu fuente.

USA LA IRA, USA EL ODIO, USA EL AMOR PARA ENTRAR EN TI. Siempre lo usamos para ir al otro, y nos sentimos muy frustrados si no hay nadie sobre quien proyectar. Entonces proyectamos incluso en objetos inanimados. He visto a personas enfadarse con sus zapatos, tirándolos con furia. ¿Qué están haciendo? He visto a personas enfadadas empujando una puerta con furia, lanzando su ira a la puerta, maltratando la puerta, despotricando contra la puerta. ¿Qué están haciendo?

La ira ha surgido en mí. De ordinario, puedo hacer dos cosas: expresarla sobre alguien o reprimirla. Pero en ambos casos pongo mi atención en el otro y pongo mi atención en la energía de ira que ha salido a la superficie: no la pongo en la fuente. Tienes que ir al centro, la fuente de la que surgen la ira, el odio y el amor. Simplemente mira tu energía de ira surgiendo y entra en lo más hondo para descubrir dentro de ti la fuente desde la que sale. Y en el momento en que encuentres la fuente, permanece centrado en ella. No hagas nada con la ira, recuerda. En la expresión estás haciendo algo con la ira; en la represión también estás haciendo algo con la ira. No hagas nada con la ira; no la toques, simplemente úsala como un sendero. Simplemente entra en lo más profundo de ella para saber de dónde ha surgido. Y en el momento en que encuentres la fuente, será muy fácil estar centrado allí.

TODA ENERGÍA VIENE DE LA FUENTE, de modo que ahora mismo el camino está caliente y puedes usar ese camino para volver. Y en el momento en que llegues a la fuente original, la energía se asentará en la fuente original. No es represión: la energía ha vuelto a la fuente original. Y CUANDO TE VUELVES CAPAZ DE REUNIFICAR TU ENERGÍA CON TU FUENTE ORIGINAL, TE HAS HECHO EL MAESTRO DE TU CUERPO, TU MENTE; TU ENERGÍA. TE HAS VUELTO EL MAESTRO.

Ahora ya no disiparás tu energía. Una vez que sabes cómo la energía vuelve hacia atrás contigo hasta el centro, no hay necesidad de ninguna represión y no hay necesidad de ninguna expresión. Ahora mismo no estás enfadado. Digo algo… y te enfadas. ¿DE DÓNDE VIENE ESTA ENERGÍA? Hace un momento no estabas enfadado, pero la energía estaba en ti. Si esta energía puede volver hacia atrás hasta la fuente, volverás a ser el mismo que eras hace un momento.

RECUERDA ESTO: LA ENERGÍA NO ES NI IRA NI AMOR NI ODIO. LA ENERGÍA ES SIMPLEMENTE ENERGÍA: NEUTRAL. La misma energía se vuelve ira; la misma energía se vuelve sexo; la misma energía se vuelve amor; la misma energía se vuelve odio. Todas ellas son formas de la misma energía. TÚ DAS LA FORMA, TU MENTE DA LA FORMA, Y LA ENERGÍA VA HACIA ELLA. Así que, recuerda, SI AMAS PROFUNDAMENTE NO TE QUEDARÁ MUCHA ENERGÍA PARA ENFADARTE. Si no amas en absoluto, tendrás mucha energía para enfadarte, e irás encontrando situaciones en las que enfadarte.

¿Por qué parece tan inocente un niño? La energía está en la fuente; no ha salido. Lo mismo sucede de nuevo cuando alguien se ilumina. Toda la energía va a la fuente, y la persona se vuelve como un niño. A eso se refiere Jesús cuando dice: «Sólo los que son como niños podrán entrar en el reino de Dios.» ¿Qué quiere decir eso? Científicamente quiere decir que toda tu energía ha vuelto a la fuente.

VETE A LA FUENTE PARA QUE LA ENERGÍA VUELVA HACIA ATRÁS HASTA LA FUENTE Y SE VUELVA SIN FORMA. Entonces te sentirás muy poderoso sin estar enfadado. Entonces sentirás la energía: la energía vital. Estarás vivo, tendrás una vida intensa sin formas. Cualquiera estará impresionado simplemente por tu presencia. No necesitas dominar a nadie; simplemente con tu presencia sentirán que ha llegado alguna fuente poderosa. Siempre que alguien va a Jesús, un buda o a un krishna, de pronto su energía experimenta un cambio de situación debido a semejante fuente poderosa. Por eso JESÚS DIJO: No temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; más bien temed a aquel que puede hacer perecer tanto el alma como el cuerpo.

Extracto del libro de los Secretos, OSHO

http://www.formarse.com.ar/libros/libros_gratis/inspiradores/Osho%20-%20El%20Libro%20De%20Los%20Secretos%20Vol1.pdf

Be the first to comment on "OBSERVANDO TUS ESTADOS DE ÁNIMO SERA TRANSFORMADO"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*