VERSÍCULOS QUE MUESTRAN QUE CRISTO VIVE EN NOSOTROS

Los rayos de sol iluminan toda la naturaleza, pero no todo lo refleja por igual. Por ejemplo, iluminan un trozo de carbón y un diamante, pero sólo el diamante los refleja con un brillo espectacular (aunque los dos están hechos de carbono y el carbón tiene la capacidad de convertirse en diamante mediante presión). Necesita millones de años bajo presiones inmensas para transformarse en un diamante.

El hombre necesita recorrer un largo camino de nacimientos y descencarnaciones, que les permitan purificarse para que pueda reflejar la luz divina. Aquellos que lo han logrado, son conocidos como santos, o iluminados.

JESUCRISTO, es un nombre compuesto de dos palabras: JESÚS el hombre y CRISTO Dios. Jesús es el hijo del hombre se le llama primogénito porque fue el primer ser humano, que a través de múltiples encarnaciones logro la perfección y la pureza, lo hicieron digno de prestar su purificado cuerpo para que fuera el vehiculo de manifestacion de DIOS HIJO, LA CONSCIENCIA CRÍSTICA, que es la Vida del Universo y todo lo anima. Es la radiación primordial de Dios. Es el Anima Mundi o Alma Universal. Es la Ideación Divina,  que infunde la vida en todo el Universo. 

Para lograr una mejor comprensión de la encarnación de Cristo, es necesario tener algún tipo de entendimiento de la Trinidad. La doctrina de la Trinidad afirma que Dios es un Ser, y que este único Dios existe como tres personas distintas. Esto significa que, en primer lugar, debemos distinguir a cada Persona de la Trinidad de las otras dos. El Padre no es el Hijo ni el Espíritu Santo, el Hijo no es el Espíritu Santo ni el Padre, y el Espíritu Santo no es el Padre ni el Hijo.

CADA UNO DE ELLOS ES UN CENTRO DISTINTO DE CONSCIENCIA, una forma distinta de existencia personal. Sin embargo, todos ellos comparten exactamente la misma naturaleza/esencia divina. Por consiguiente, las tres personas son un único ser. El ser/esencia divino no es algo que esta dividido entre las Personas, que cada persona recibe un tercio. Sino, en cambio EL SER DIVINO ES COMPLETA E IGUALMENTE POSEÍDO POR CADA UNA DE LAS TRES PERSONAS de tal forma que las tres Personas son completa e igualmente Dios.

¿Cual de las tres personas se encarnó en Jesucristo? La respuesta Bíblica es que sólo Dios el Hijo se encarnó. El Padre no vino a encarnarse en Jesús, ni tampoco el Espíritu Santo. Por tanto, Jesús es Dios, pero Él no es ni el Padre ni el Espíritu Santo. Jesús es Dios el Hijo.

La verdad de que sólo Dios Hijo se encarnó es enseñada, por ejemplo, en Juan 1:14, que dice: “Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.” En contexto, el Verbo es Dios el Hijo.

Por tanto, no fue el Padre ni el Espíritu Santo quien se hizo hombre, sino Dios el Hijo, LA CONSCIENCIA CRÍSTICA que descendió para encarnarse en el Cuerpo del Maestro Jesús, que es el Hijo del hombre. Por tanto, Jesucristo es completamente Dios y completamente Hombre.

De acuerdo a los últimos avances científicos, la edad del universo.  es de 13.700 millones de años. La de la Tierra de unos 4,470 millones de años. Si creemos, que Dios es eterno e ilimitado. Escapa a la razón, que tuviera su primer hijo hace solo dos mil años.

Según Helena Petrovna Blavatsky, madre espiritual de la Sociedad Teosófica, Jesús y Buda son dos “Avatares” o sea, diferentes encarnaciones del Hijo (la Segunda Persona de la Trinidad). Son dos “apariciones de lo divino en el mundo”.

El “Cristo”, tal como aparece en el Nuevo Testamento, es interpretado por Blavatsky esotéricamente como el ego espiritual, que hace del hombre el “templo de Dios” y le posibilita reconocer plenamente la no separación de su ser respecto de su fuente Divina.

El Padre se manifiesta en el Hijo y el Hijo está en el Padre. El inmortal espíritu cobija al hombre mortal y desciende a infundirse en la morada de carne. El Cristo es la sustancia misma de la vida. Hay en las enseñanzas la formación de una trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

  • el Padre crea, manifiesta, exterioriza la Creación.
  • el Hijo, la anima y la hace evolucionar.
  • el Espíritu Santo, o sea la fuerza, la inteligencia, permite la concretización de esa evolución.

El Cristo es el motor, la dinámica de la evolución y la sustancia de la vidapara que haya vida, para que exista el movimiento al interior de cada entidad, su presencia es necesaria. Por eso es el camino para llegar al Padre. Cuando vean un montón de piedras, pregúntese ¿Qué es lo que mantiene a todos esos átomos unidos? ¿ Qué es lo que la hace crecer? Con qué fuerza, por qué orden, esos átomos continúan constituyendo a través de los siglos esas rocas insignificantes que nadie mira.

¿Cuál es la magia de la vida que les permite existir, perpetuarse y ser lo que son? Y percibiendo el secreto de la naturaleza, comprenderán vuestro propio enigma. Ponte frente a un árbol, o una flor, o una piedra, etc. Y trata de penetrarla con la conciencia, de conectarte con la vibración de su vida, intenta sentir su resonancia. Cuando lo logres, entenderás el vínculo indestructible que existe entre todos los planos de la Creación. Y entonces, comprenderás en tu ser y no con palabras, lo que es el Cristo.

Las piedras y las rocas, pueden alabar a Dios, cuando usted no lo hace. Eso dice la Biblia en Lucas 19:40. Entonces algunos de los fariseos de entre la multitud le dijeron: Maestro, reprende a tus discípulos. Jesús respondió: Os digo que si éstos callan, las piedras clamarán y lo repite en Habacuc 2:11, Ciertamente la piedra clamará desde el muro, y la viga le contestará desde el armazón.

EL LIBRO “LA REPUESTA DEL ÁNGEL” NOS DICE:

«El Corazón Divino es LUZ.
Y cuando el gran Corazón divino late en el cuerpo de un humano, si la sangre terrestre alcanza la Luz, entonces se transforma.
El primer humano en lograrlo: Jesús. El MAESTRO.
Él es el primer Maestro sobre el cuerpo.
El cuerpo ha sido crucificado.
El acto ha sido libremente aceptado.
Sacrificio, pero ¡Victoria sobre la materia y la muerte!

«CRISTO» SIGNIFICA QUE YA NO ESTÁS SOLO: DIOS ESTÁ EN TI Y TÚ ESTÁS EN DIOS. Esta es la paradoja de la consciencia de Cristo. Por eso muchas veces se llama a si mismo Hijo del hombre y muchas otras veces Hijo de Dios. Es las dos cosas: Hijo del hombre en lo que al cuerpo concierne, e Hijo de Dios en lo que se refiere a la CONSCIENCIA.

Jesucristo, por un lado es hombre y por otro es Dios. Y cuando Dios y el hombre trabajan juntos, no hay por qué sorprenderse si ocurren milagros. Los milagros se producen solo cuando Dios y el hombre funcionan juntos en colaboración.

León Tolstoi dijo: «Cristo es Dios y el hombre trabajando juntos, caminando juntos, danzando juntos». Según San Agustín: «Sin Dios el hombre no puede existir; sin el hombre, Dios no existe». Cristo es la combinación, la unión de lo finito con lo infinito, el tiempo y la eternidad encontrándose y fundiéndose el uno en el otro.

EL Papa Joseph Ratzinger (Benedicto XVI), filosofo, teólogo y escritor, en su libros titulados “Jesús de Nazaret” nos presenta la siguiente reflexión:

“La Encarnación de Jesús, es el misterio de la admirable unión de la naturaleza divina y de la naturaleza humana en la única Persona del Verbo”. La Encarnación del Hijo de Dios no significa que Jesucristo sea en parte Dios y en parte hombre, ni que sea el resultado de una mezcla confusa entre lo divino y lo humano.

Se hizo verdaderamente hombre sin dejar de ser verdaderamente Dios. Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre». Jesús dice: “Mi Padre y Yo somos Uno”. Es consciente de la Unidad de todo lo que tiene vida. Su vida es expresión del mandamiento fundamental del amor a Dios y al prójimo como a uno mismo. Tu prójimo y tú sois uno. Todos somos uno en CRISTO.

LOS LIBROS SAGRADOS DE LAS DISTINTAS RELIGIONES ENSEÑAN, QUE DIOS ES OMNIPRESENTE, OMNIPOTENTE Y OMNISCIENTE, POR TANTO a través de la Consciencia de Cristo ESTA EN TODAS PARTES.  Nada existe fuera de EL. En El vivimos, nos movemos y existimos (Hechos 17:28).

A CONTINUACIÓN PRESENTAMOS ALGUNOS VERSÍCULOS, QUE CONFIRMAN ESTA VERDAD:

 Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. Juan 1:3 

En 2 Corintios 13:5, el apóstol Pablo les hizo una pregunta a los creyentes de corintio, ¿ o no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros? “quizás nos asombremos al escuchar la frase: “Jesucristo está en vosotros” nadie nos lo ha enseñados. Sin embargo, ¿qué significa esta frase? y ¿qué importancia tiene para nuestra vida cristiana hoy día?

Cuando Pablo decía que “Jesucristo está en nosotros”. Él sabía, que en el futuro esta gran verdad seria manipulada porque le restaría poder a quienes nos engañan haciéndonos creer, que ellos son los únicos elegidos por Dios para darlo a conocer y por tal razón se estaba adelantando para que no quedara duda sobre la presencia de Cristo en la tierra.

“Pero si Cristo está en vosotros, aunque el cuerpo está muerto a causa del pecado, el espíritu es vida a causa de la justicia”.—ROMANOS 8:10

Porque el mismo Dios que dijo: De las tinieblas resplandecerá la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros 2 Corintios 4:6-7

El apóstol Pablo describe al ser humano como vasos de barro que contienen “este tesoro”. ¿Cuál es este tesoro? es Jesucristo, en cuyo rostro vemos la gloria de Dios. Cristo vive en nosotros vasos de barro como un tesoro precioso, revelándonos la gloria de Dios desde nuestro interior.

PERO CUANDO AGRADÓ A DIOS…REVELAR A SU HIJO EN MÍ” GÁLATAS 1:15-16
El plan de Dios es revelar a Su Hijo en nosotros, esto es algo que viene desde el interior, en vez del exterior, Dios nos revela a Cristo desde el interior.

CON CRISTO ESTOY JUNTAMENTE CRUCIFICADO, Y YA NO VIVO YO, MAS VIVE CRISTO EN MÍ” GÁLATAS 2:20. La vida cristiana, es permitirle a Cristo mismo vivir en nosotros y a través de nosotros.

HIJITOS MÍOS, POR QUIENES VUELVO A SUFRIR DOLORES DE PARTO, HASTA QUE CRISTO SEA FORMADO EN VOSOTROS GÁLATAS 4:19

Pablo miraba a los creyentes en Galacia como sus hijos espirituales. Él había laborado para ayudarlos a recibir a Cristo como su salvación, y en este versículo, Pablo sigue laborando en ellos a fin de que el Cristo que recibieron fuese plenamente formado en ellos.

PARA QUE CRISTO HAGA SU HOGAR EN VUESTROS CORAZONES POR MEDIO DE LA FE”.—EFESIOS 3:17
Este versículo nos muestra, que si no tenemos FE en EL, no podremos conocerlo aunque viva en nuestros corazones. Todo depende de nosotros, tenemos libre albedríos, de nosotros depende buscarlo y encontrarlo para que se exprese a través de nosotros.

“CRISTO EN VOSOTROS, LA ESPERANZA DE GLORIA”.—COLOSENSES 1:27

Este versículo muestra que Cristo está en nosotros de una forma muy específica: como nuestra esperanza de gloria Cuando el CREADOR SOPLO ALIENTO DE VIDA EN EL HOMBRE, le estaba transmitiendo la CONSCIENCIA CRISTICA , Cristo vino a vivir en nosotros, pero no lo comprendíamos . Ahora Él está revelando su presencia en aquellos corazones, que están alcanzando el nivel de espiritualidad, que le permita expresar su gloria.

Por eso dijo: YO ESTOY CON VOSOTROS TODOS LOS DÍAS, HASTA EL FIN DEL MUNDO. Según estas palabras Jesucristo nunca se ha ido. Si creemos en su resurrección después de su muerte física es contradictorio pensar, que se fue después de haber vencido a la muerte.

Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfeccionados en unidad, para que el mundo sepa que tú me enviaste, y que los amaste tal como me has amado a mí. JUAN 17:23

JUAN 14: 1-12 y 21- »No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA; NADIE VIENE AL PADRE SINO POR MÍ Si me conocierais, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora lo conocéis y lo habéis visto.

»De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él también las hará; y aun mayores hará.

El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama;y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.

El Salmo 46 dice: “Aquiétate y recuerda que YO SOY DIOS”.
Para sentir la presencia de CRISTO, primero acomódate no importa la posición, siempre que pueda sentirte relajado, repite varias veces la palabra aquiétate y siente como todo tu cuerpo se va relajando, luego comienza observando tu respiración.

Inhala profundamente y pausadamente, concéntrate en el aire fresco que entra por tu nariz, imagina como va descendiendo por todo tu interior, hasta sentir como se expande tu abdomen. Luego exhala suave y pausadamente sintiendo su calor cuando va saliendo hacia el exterior.

Solo necesita varias inhalaciones y exhalaciones para sentirte sereno y tranquilo. Ya está quieto, ahora entra en el templo de tu corazón donde vibra sin cesar el Espíritu del Dios Omnipresente (2 corintio 1:22) Siéntelo, es como un fuego, que no quema, una luz… Sin darte cuenta dejara de pensar y entrara en la habitación secreta, de que nos habla Jesús.

Inmerso en la paz de tu alma, sentirá el palpitar de la energía divina expandiéndose y contrayéndose dentro de tu corazón. En esoterismo se define como la chispa del fuego divino, que está instalada en la cámara secreta del corazón.

Es la luz del Cristo en cada ser humano. Y allí en esa llama, están contenidos todos los aspectos de Dios.

¡Por primera vez, te has conectado con la consciencia crística, que reside en la cámara secreta de tu corazón! la liberaste, la está dejando salir del templo, la siente como un fuego cálido expandiéndose e iluminando todo tu Ser. Porque ese latido que ahora estás sintiendo es Cristo en ti. Es tu Vida. Tu Yo Superior. Dios por medio de Cristo en ti.

Cuando te concentra en los latidos de tu corazón sentirá la luz del Cristo, el Espíritu de Dios dentro de ti y entonces podrás escuchar la voz de tu consciencia, que es la voz de Dios.

Estás vivo, porque Dios está en ti, su Hijo, el Espíritu Cristico,  su Luz le está dando vida e inteligencia a cada una de los millones de células de tu cuerpo. Cuando esa luz, ese Espíritu Cristico abandone el cuerpo, entonces se produce la separación del cuerpo y del Espíritu que es la muerte.

Be the first to comment on "VERSÍCULOS QUE MUESTRAN QUE CRISTO VIVE EN NOSOTROS"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*