CADA SER TIENE UNA FECHA PARA NACER Y OTRA PARA MORIR

Eclesiastés 3

Todo tiene su tiempo

Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;

tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;

tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;

tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;

tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;

tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;

tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de los hombres, sin que alcance el a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

12 Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida;

13 y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.

14 He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.

15 Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

Cuando nace una persona, se le asigna un periodo determinado de vida física, antes de que pueda regresar al mundo espiritual. Nadie se va antes de tiempo ni después

Todos tenemos destinado un periodo de existencia en este planeta para nuestro desarrollo espiritual. Una fecha de nacimiento y otra para morir. Todos celebramos nuestro cumpleaños, ya que sabemos el día en que nacimos.

En cambio, el de la muerte no lo conocemos. Algunas personas muy elevadas espiritualmente, si suelen saberlo y por lo tanto, saben el tiempo que disponen para realizar su misión en esta vida.

Todos tenemos una fecha para morir.  Incluidas las personas que han muerto trágicamente, accidentalmente, por errores médicos, por falta de recursos, etc. La muerte no llega, ni antes, ni después, llega justo a la hora, que debe llegar. Es difícil entenderlo, y más cuando mueren personas jóvenes, que tenían planes, una vida feliz, amaban a su familia, etc.

Nos marchamos, morimos, cuando tenemos que hacerlo. Cuando ya hemos realizado nuestra misión en la vida. Algunas personas opinan que también cuando no queda ya tiempo material para poder realizarla. Ya sea en personas que han muerto en accidentes, asesinados o por muerte natural, siempre se han muerto cuando debían partir.

Si observamos atentamente como fueron los últimos días de cualquier persona antes de morir sea trágicamente, o de forma natural, podemos ver que cada uno de sus actos se iba encadenando a otro, para conducirlo hasta el punto donde debía de encontrarse con la muerte.

Por ejemplo, muchas gentes que no tenían planes de viajar  a otro lugar, repentinamente preparan sus maletas y se van en pos de la muerte, que los esperaba en el camino, o en el lugar donde se dirigieron. Otros hicieron todo lo posible para viajar a otro país, pero nunca lo lograron porque estaban exactamente en el lugar donde debían morir.

Por otro lado, se dan los casos en que una persona tenia todo preparado para viajar en un determinado medio de transporte.  Pero por alguna circunstancia imprevista no lo hizo, sin embargo, mas adelante se entera que ese medio de transporte tuvo un accidente donde todos sus ocupantes perecieron. 

Hay personas que cambian de trabajo, porque en la nueva empresa es donde se presentan las condiciones que los llevan a la muerte, o se mudan a otro sector, o país.  Alguien lo invita a una playa,  una fiesta, un evento deportivo, etc. y allí se encuentran con el ángel de la muerte,

Todos hemos conocidos a personas, que antes de morir visitan viejos amigos y lugares conocidos, como si fuera una despedida no planificada, igualmente restablecen  relaciones rotas, perdonan, o piden perdón y cambian el modo de vida.

MUCHAS GENTES, HAN SIDO DECLARADA CON ENFERMEDADES TERMINALES Y VIVEN MUCHO TIEMPO, MIENTRAS QUE, OTROS QUE GOZABAN DE EXCELENTE SALUD MUEREN REPENTINAMENTE

En muchas ocasiones hay personas que han pasado por terribles catástrofes, o sufren terribles accidentes automovilísticos, de aviación, tren etc. y salen ileso. Pero otros, mueren en accidentes muy leves. Actualmente mucha gente muere de cáncer, sida y otras enfermedades, que no tienen cura,  mientras que, otros viven larga vida la superan felices y contentos.

Y ES QUE, LA MISMA FORMA DE MORIR PUEDE SER LA MISIÓN QUE VENIMOS A CUMPLIR. Una muerte por asesinato, accidente,  por una enfermedad incurable, o un error médico, pueden ser la propia misión.

Por ejemplo, en las muertes por enfermedades incurables a través  del estudio del cadáver al ser más profundo y minucioso permite una mayor comprensión del desarrollo de dicha enfermedad lo que facilita encontrar la cura y así evitar que otros sigan muriendo, por la misma causa

Por tal razón, la misión de esa persona fue servir de instrumento para la cura de una enfermedad y como alma escogió vivirla para ayudar a la humanidad. En los casos de muerte violenta, la misión de esas personas  se cumple cuando mueren en las mismas condiciones, que en una vida pasada les provocaron la muerte a otro ser humano. Por eso dijo Jesús EL QUE A HIERRO MATA A HIERRO MUERE

De modo que, como ya tenemos predestinado el día de la muerte, no importa lo que estemos haciendo, ni nuestra condición de salud, sea durmiendo en la cama, en un incendio, de una enfermedad, de un atropello, etc. Moriremos a la hora en que nos toca. A todos nos gustaría que fuera de manera natural, pero nadie conoce  cómo será.

Una muerte puede ser, para quien fallece el cumplimiento de su misión, pero para los que quedamos puede que sea el comienzo de la nuestra.

MUCHAS VECES VIVIMOS ALEJADOS DE NUESTRA PARTE ESPIRITUAL PERO LA MUERTE DE UN SER AMADO, NOS ACERCA A DIOS ABRIENDO EL CAMINO para que les dediquemos más tiempo a cultivar EL ALMA, o sea que esa muerte puede significar NUESTRA SALVACIÓN.

Si ha sido por un error médico, la de lograr que se repare y se haga público lo ocurrido, para que la sociedad implemente nuevas medidas, para evitar que se repita,  si ha sido víctima de la violencia, para que se levanten voces, que exijan más vigilancia policial y nuevas leyes de prevención

La forma de morir, impacta, no deja indiferente a nadie, normalmente a la familia y al entorno cercano; otras veces, el impacto llega a toda la sociedad. La muerte nos llega a todos.

No sabemos de qué manera moriremos, pero toda muerte produce una reacción determinada en nosotros, un click interno que hace que pensemos, recapacitemos, que cambiemos de dirección, que reafirmemos nuestras creencias o reneguemos de ellas.

Todo es correcto, en el Universo no existen las casualidades, solo causalidades. Tal como dijo el BUDA, causa y efecto. JESÚS la ley de la siembra y la cosecha, CONFUCIO,  la ley de RECIPROCIDAD. Si existiera la casualidad la tierra, la luna y cualquier otro satélite,  estrella, o planeta se saliera de su órbita produciendo un caos. Los órganos del cuerpo se dislocaran y no cumplirían su función

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comments on "CADA SER TIENE UNA FECHA PARA NACER Y OTRA PARA MORIR"

  1. Entonces puedo fumar, tomar alcohol, drogarme , no ir al medico, no aprender ni a nadar ni a pelear, si total no muero ni antes ni despues

    • Encarna en este planeta con dos libros, uno escrito con tu tiempo de nacer y de morir; y todos los acontecimientos, que tendrás que experimentar buenos y malos, por ejemplo familia rica o pobre, color de piel, saludable, o enfermedad, discapacidad, o talentos, etc. etc. Tu segundo libro viene en blanco, donde esta escribiendo todos tus hechos y acciones incluyendo pensamientos y palabras. Por tanto, esta sembrando lo que cosechara en una próxima encarnación y precisamente ese sera tu proximo libro escrito. Actualmente esta cosechando lo que sembraste anteriormente y al mismo tiempo esta sembrando para tu próxima visita a este planeta. Tiene libre albedrío para sembrar lo que quiera cosechar. Mira a tu alrededor y encontraras a ancianos alcohólicos, que duermen donde le coje la noche, no se bañan. ni van a medico y llegan a la ancianidad. Por otro lado, jóvenes de familias ricas, se mueren facilmente

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*