LA VISIÓN DE LA TEOSOFIA SOBRE COMER CARNE (2)

En el futuro el cuerpo humano será menos apto para soportar la baja vibración que les provoca la ingesta de carne.
en el pasado no había problema que el hombre comiera carne porque en esos antiguos tiempos el hombre era más tosco, más burdo, más espeso en sus vibraciones (ya que formaba parte del mundo animal en una mayor proporción).

Y es por eso que no hubo demasiados problemas con el hecho de que se alimentara casi exclusivamente de carne, porque el hombre vibratoriamente estaba en correspondencia con la propia vibración de la carne.

Pero a medida que el hombre se desarrolla, van surgiendo nuevos requisitos como por ejemplo: la higiene.

Hoy la higiene ya está de manera general instalada, pero siguen existiendo otros problemas pendientes y entre ellos está el problema de su alimentación. Pero este no es el único problema que causa enfermedades y perturbaciones, porque también existe el problema de la higiene emocional y vibratoria que los hombres todavía no conocen.

Pero el problema alimentario tiene la particularidad que desnaturaliza la vibración incorporada que debe regenerar al cuerpo físico, y es por eso que los hombres van a vivir cada vez menos si siguen alimentándose como lo hacen actualmente.

Porque deben de saber que lo que se ingiere en el plano físico también se convierte en vibraciones y alimenta al plano energético, y por lo tanto los alimentos que ustedes ingieren también de cierta forma influyen en la vitalidad del cuerpo energético (es decir en la capacidad de captar el prâna y también en el desarrollo de los chakras).

Y es por eso que en ciertas religiones y en algunos templos, el Maestro le pide a su discípulo (y esto dependiendo del grado de desarrollo que el discípulo haya alcanzado) que haga ascetismo, que por ejemplo beba solo agua durante tantos días, o que solo coma fruta o cierto tipo de pan por tantos días.

Porque esa dieta corresponde (a nivel energético) a un cambio vibratorio del discípulo y a una transformación de sus fuegos internos.

Y es por eso que en la enseñanza esotérica se explica que la alimentación es la base que permite que el cuerpo energético sea transformado y desarrollado a partir de lo físico, porque el etérico no se transforma desde la parte superior, sino desde la parte inferior (o sea desde la materia).

Y no olviden que el objetivo es volver a subir y no descender. Entonces todo se transforma comenzando desde abajo, y es por eso que los esfuerzos vienen de abajo hacia arriba, y no al revés.

Y por consiguiente (y esto en relación con la evolución que típicamente un individuo efectúa) es en función de lo que él hace, de lo que él adquiere, de lo que él come y de lo que él bebe en el plano físico, que él podrá volver a ascender de nuevo de manera cada vez más consciente hacia los planos superiores.

Y es por esa razón que en términos de alimentos, a medida que el hombre va evolucionando tiene cada vez más que evitar comer carne y también debe de evita cada vez más tomar bebidas fuertes que causan trastornos en la mente o calientan las diversas vísceras (lo que a su vez perturba el sistema nervioso y las glándulas).

Y al decirles esto, no quiero que piensen que ya no van a poderse divertir, ni tampoco quiero decir que aquellos que practican estas cosas no sean discípulos. Pero en algún momento, si hacen demasiado de estas cosas, deben de saber:

Primero que están perjudicando su evolución divina.

Y en segundo lugar, si lo que quieren es desarrollar una mayor conciencia y una mayor fuerza de voluntad propia, entonces deben de dejar de comer carne y también deben de dejar de tomar bebidas alcohólicas, porque de nada sirve esforzarse para adquirir un desarrollo si no lo protegen también por la retaguardia.

La comida influye en nuestro comportamiento

Todavía queda mucho por descubrir acerca de la nutrición y sobre sus efectos en el plano energético, así como sobre su influencia en el comportamiento psicológico, porque deben de saber que dependiendo de lo que ustedes coman, ustedes puede condicionar vuestro carácter.

Y es por eso que existen algunos proverbios tales como:

« Come verduras y serás más alegre, en cambio come carne y serás más iracundo. »

Debido a que los antiguos sabios habían sido los depositarios de este conocimiento (que de hecho pertenece a los iniciados) y los antiguos sabios podían decir en función de lo que la gente comía, a qué tipo psicológico y vibratorio esa gente pertenecía.

Pero desafortunadamente los hombres al empantanarse en una falsa y equivocada tradición, han distorsionado su ser interno y su psicología.

Porque así como la homeopatía puede cambiar una psicología. Pues bien de la misma manera una dieta adecuada puede también logra revertir un vicio, revertir una dependencia (que está sea hacia el tabaco, el alcohol, o con respecto al sexo, o con respecto a una necesidad psicológica, etc.).

Y por lo tanto existe todo un método completo de curación que todavía queda por descubrir con relación a la alimentación. Aunque hay que precisar que esto no significa que sea la cura para todas las enfermedades, pero sí es sin duda un excelente complemento para otras terapias de sanación.

Pero si todavía eres una joven alma en el aspecto que disfruta mucho comiendo carne y no puede prescindir de ella, pero al mismo tiempo quiere evolucionar, entonces ¿cómo debe vivir esta situación? »

Y la respuesta es:

Disfruta de comer carne, pero cómela con total conciencia, sin estar en esa actitud insalubre que es la semi-conciencia en donde te engañas a ti mismo y en donde escondes tu deseo por la carne.

Vive la experiencia de manera consciente, total y completa, y comprende que tienes la posibilidad de ser un alma joven que puede disfrutar de los placeres de la vida mundana. Y al mismo tiempo también puedes desarrollarte hacia lo divino.

Y eso no es contradictorio.

No tienes necesidad de flagelarte y martirizarte porque por un lado sigues deseando la carne y por el otro lado quieres ser más espiritual. Porque actuando así no vas a poder vivir bien ninguna de las dos experiencias.

Ya que cuando estés efectuando tu meditación, no podrás elevarte porque estarás completamente abrumado por el deseo de comer carne, y cuando comas carne lo harás con un sentimiento de culpa, y luego te azotarás para castigarte por ser tan débil.

Así es que detén ese circo y deja de sumergirte cada vez más en ese círculo vicioso que lo único que hace es atizar más y más un pensamiento equivocado.

Y aprende a asumir la juventud de tu alma.

Mira a los jóvenes, ellos van a la escuela, estudian y luego por la noche dan rienda suelta a su juventud, juegan en grupos o se reúnen al final de la semana para hacer cosas locas y el lunes por la mañana vuelven a la escuela.

Pues bien, administra tu vida espiritual de la misma manera.

Quieres vivir tu vida espiritual de una manera muy seria, porque ves que así es como lo hacen los grandes santos y los grandes iniciados. Pero esas personas ya han alcanzado una madurez de conciencia que tú todavía no tienes.

Entonces en lugar de mentirte a ti mismo y sentirte amargado por eso, acepta la juventud de tu alma y haz como lo hacen los jóvenes quienes dedican una parte de su tiempo para los estudios y otra parte para la diversión.

Y haz lo mismo con tu vida espiritual: dedica una parte de tu tiempo para tu evolución y otra parte para disfrutar la vida.

Porque de todos modos vas a terminar por comer carne, pero lo harás de una manera engañosa y/o culpabilizándote, y al hacerlo así vas a generar vibraciones bajas que van a ser muy perjudiciales para ti.

En cambio si comes esa carne pero sin sentirte culpable ni crear mentiras en tu mente, y disfrutas de la experiencia de una manera sana y armoniosa, entonces sublimas esa experiencia y generas vibraciones positivas que ayudarán a elevar progresivamente tu aura.

Y así de forma natural y sin forzar, abandonarás gradualmente el consumo de la carne, simplemente porque te encontrarás plenamente satisfecho con esa experiencia y paulatinamente sentirás cada vez menos la necesidad de consumirla. Mientras que si cumples tus deseos de una manera negativa, no solo no evolucionas, sino que terminas retrocediendo.

¿Ves el círculo vicioso?

Espero habértelo descrito lo suficientemente para que percibas en donde se encuentra el error que hay que evitar y así puedas mejor administrar tu vida. Y aquí hablé de la carne, pero lo mismo se puede también aplicar para todos los otros placeres profanos de la vida que son: el sexo, el alcohol, el tabaco, etc.

Entonces concédete a ti mismo la libertad de vivir tus deseos, pero hazlo de manera consciente, honesta y armoniosa, para que la experiencia sea constructiva. »

(Conferencia del 11-10-92)

http://esoterismo-guia.blogspot.com/2017/10/comer-carne-esoterismo-vegetarianismo.html

Be the first to comment on "LA VISIÓN DE LA TEOSOFIA SOBRE COMER CARNE (2)"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*