¿COMO SUPERAR LOS HABITOS NEGATIVOS O SAMSKARAS?

Los samskaras son impresiones (surcos, marcas) en la mente subconsciente, que generan las creencias, actitudes y personalidad de una persona. Los samskaras  se registran en el cuerpo sutilGeneran la tendencia a repetir actos.

Son entonces, la raíz de rasgos de nuestra personalidad, hábitos, adicciones y del modo de actuar compulsivo que influencia nuestro modo de ser, actuar y sentir.

Cualquier acción deja una huella, un  samskara, y prácticamente todas nuestras acciones son frutos de ellos. Veamos un ejemplo, EL ACTO DE FUMAR UN CIGARRILLO.

El deseo, la sensación, etc  quedan impresos en nuestra mente, como un samskara, el cual activa a su vez un deseo provocando posteriormente la repetición del mismo.

Dado que los samskaras necesitan ser alimentados para sostenerse y crecer, planteamos que hay una forma clara y coherente de impedir su afianzamiento.

Consiste simplemente en no pensar en ellos y responder exclusivamente al presente, al aquí y el ahora. Los samskaras tienen diversas simetrías a través de los cuales se expresan; son como innumerables tentáculos mediante los cuales se pueden alimentar. Para evitar reforzar el samskara o cualquiera de sus simetrías es fundamental que la atención se pose en el presente una y otra vez.

No se debe atender al samskara, no debemos otorgarle nuestra atención. Para alcanzar tal fin, se establece la necesidad de que la percepción sea una respuesta exclusiva al presente.

Es innegable que necesitamos responder a multitud de eventos que se presentan, la vida nos lleva a ello; pues bien, la respuesta más clara y definitiva radica en redirigir la percepción al acontecer del aquí y el ahora, retirar la mente una y otra vez de la turbulencia de los pensamientos sin sentido y llevarla a una respuesta presencial.

Cuando un samskara no se refuerza retoma la energía de sí mismo para sobrepujar sobre los restantes hábitos mentales. Este recurrir inteligente a su propia energía hace que su presencia surja espasmódica al consumir su energía cuando, estando en el presente, no se lo alimenta con la atención.

Así el samskara urge usando su energía pero no se retroalimenta, al estar la atención enfocada en una respuesta eminentemente presencial.

Dicho proceso es similar a la desintoxicación de un drogodependiente: después de un período de habitualización al tóxico de semanas, meses o años, en un principio la desintoxicación suele pintar bien; sin embargo, llegado un punto, el cuerpo reacciona incluso con virulencia ante la ausencia del tóxico.

Necesita con ansia y desesperadamente que se le suministre la sustancia a la que se habituó. Algo similar se desencadena en el período de desintoxicación de un samskaraa través del sostenimiento de una atención presencial que implique cortar el suministro de energía al que ese hábito está acostumbrado.

Los hábitos pueden tener una identidad y una intensidad propias, gestadas a lo largo de muchas vidas y que subsisten a través de ellas.

EL SAMSKARA SE RESISTIRÁ TENAZMENTE A DESAPARECER POR FALTA DEL REFUERZO DE PENSAR EN ÉL. Intentará llamar la atención haciéndose amigo o buscará negociar para que nuevamente se le tenga en cuenta.

En los momentos de exacerbación el dolor y la desesperación serán como entes que buscan dominar cuerpo y mente, PERO SI ALLÍ EXISTE LA FORTALEZA INTERIOR para una y otra vez derivar la atención de la percepción al presente, entonces rápidamente la obsesión desaparecerá.

 Algunas personas presentan tendencias innatas hacia prestar ayuda a otros, así como a realizar constantemente buenas acciones. Estos individuos han construido, en el pasado, samskaras correctos dentro de sus almas. Otros sin embargo, siempre están causando problemas, sienten placer al golpear a sus semejantes o continuamente se están burlando de ellos; esto es debido a que en el pasado han creado samskaras  incorrectos.

Por ejemplo, Antonio fue un jugador empedernido de cartas en una encarnación pasada; si en esta vida se reúne nuevamente con jugadores de póker, el podrá mostrar una pasión natural por el juego, aunque jamás haya jugado póker en esta vida; esto es debido a las impresiones que han quedado grabadas en su alma por sus anteriores acciones.

Estos samskaras, que en este caso sería el jugar a las cartas en numerosas ocasiones, han creado un hábito de jugar.
Carlos fue sacerdote católico en una vida anterior; cuando él llegue a una iglesia, podrá experimentar emociones que lo remitan emotivamente a esa encarnación, pudiendo querer ordenarse una vez más como sacerdote católico.

Así como una persona llena de bondad y amor por los demás, tenderá a mostrar este tipo de cualidades en esta vida o en vidas sucesivas, así mismo un criminal tenderá a manifestar sus cualidades negativas.

Si visitas un jardín de niños –kindergarden-, podrás observar claramente los diferentes patrones de conducta que se dan en los niños. Algunos pequeños constantemente causan problemas, mientras que otros son calmados y bien portados. Surgen interrogantes en nuestra mente tales como: ‘¿por qué es este niño tan negativo? ya no lo soporto más,’ o ‘Carlitos es un niño tan dulce, tierno y comprensivo que siempre está tratando de ayudar a los demás.’

¿Acaso el samskara es algo que debemos vivir porque es nuestro destino? o ¿es como si fuera un viejo guante que evitamos ponernoslo de nuevo?

En realidad, depende de ti. Si usas el potencial que esta forma humana de vida te brinda, podrás evitar los efectos de tus samskaras. Pero si fallas, por falta de confianza en el esfuerzo que realizas, por su puesto serás víctima de tus samskaras. Lo explicare de esta forma:

Las acciones que ejecutamos con total consciencia de ellas, son las que generan una gran impresión en nuestras mentes. En otras palabras, es la intención que la que genera el poder de la acción en sí. Este proceso claramente explicado por la palabra misma “samskara.” El prefijo sam significa: plan, planificación, bien pensado; y kara significa: la acción ejecutada, llevada a cabo.

De esta forma la palabra samskara significa: impresión de, impacto que, la acción que ejecutamos con total consciencia de su meta o logro. Cuando ejecutamos tales acciones, se registra en el campo mental una sutil impresión, que se va consolidando cada vez que se repite esta acción, fortaleciéndola. De esta forma se genera el hábito. Mientras es más fuerte el hábito, menos control tenemos de la mente, cuando ejecutamos la acción que es contraria a nuestros patrones de conducta.

Cuando nuestros patrones de conducta se arraigan, modificando la química del cuerpo, los llamamos “adicciones.” Cuando estas son lo suficientemente fuertes, alteran nuestros procesos mentales, y son llamados “samskaras.”

Cuando nuestro mundo mental está bajo la influencia de estas poderosas impresiones, se convierten factores que determinan nuestra personalidad, y debido a estos samskaras percibimos al mundo que nos rodea de una manera particular.

Fuentes: http://www.yoganet.es/los-samskaras/

/neuroyoga.wordpress.com/2016/07/29/leccion-no-128-samskaras-y-vasanas/

Be the first to comment on "¿COMO SUPERAR LOS HABITOS NEGATIVOS O SAMSKARAS?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*