CONSECUENCIAS DEL RENCOR-ODIO

A la pregunta de Pedro, si se debe perdonar hasta siete veces, Jesús le respondió:  No te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete. Pero, cuantos seres humanos pueden perdonar una sola vez. Hay persona, que ni siquiera le pasa por mente la idea del perdón, viven tan encerrado en su EGO, que piensan que al perdonar se rebajan, porque pierden el poder de juzgar y condenar.

Ademas, al presentarse como victimas, pasan como buenas perdonas y así hacen ver al ofensor como malo. Bajo esta mascara ocultan sus complejos de inferioridad, que a veces son tan profundo, que aunque recen la Oración del Padre Nuestro ni siquiera piensan en su principal significado, que es pedirle perdón a Dios a cambio de comprometernos a perdonar.

A continuación presentamos un articulo iluminador sobre los efectos negativos del odio y el resentimiento:

RENCOR- ODIO.- ¿Tienes alguien a quien guardas rencor? Me gustaría mostrarte algo. A medida que vayas leyendo, acuérdate de esa persona, del daño que te ha hecho. Recuerda su cara y la situación tan fea por la que te ha hecho pasar. No ha sido justo y eso te llena de ira. Es una malísima persona y no merece ser feliz.

Bueno, detén ahora tu pensamiento, ¿podrías decirme como late tu corazón? ¿Han aumentado tus pulsaciones y la frecuencia de tu respiración? El aumento que has sentido, está íntimamente ligado a tu rencor hacia esa persona. Pero quiero darte estas reflexiones: Lo que sientes, ese odio y rencor, solo te está haciendo daño a ti que lo sientes. Hay un dicho, que dice: Si quieres ser feliz un día. Véngate. Si quieres ser feliz por siempre…PERDONA

Nuestras emociones están para ser sentidas, pero no para dominar nuestra vida, porque de hacerlo, se volverán toxicas. Para sanar hemos de LIBERARNOS de esas emociones. La HIPNOSIS nos puede ayudar a controlarlas, pero hemos de tener en cuenta que las emociones son de dentro y por tanto se han de controlar desde dentro.  Por lo que cualquier emoción que reprimamos o guardemos, puede convertirse en tóxica.

 Cuando vivimos la emoción tóxica, nuestro cerebro la reconduce y al final va a aparecer en algún órgano del cuerpo…enfermándonos. Hablando del ENOJO-ODIO, hay personas que les cuesta expresarlo, seguramente creen que no es correcto mostrar un sentimiento – la reprimen y la guardan disimulando, lo que resulta peor, porque puede terminar en un problema de salud (infarto).

Nuestro cuerpo, no deja de ser una máquina. Un complejo sistema, que a determinados estímulos produce determinadas reacciones, ¡CON SOLO PENSAR! ¿Te has dado cuenta del poder de tus propios pensamientos? Si queremos mantener una vida más saludable, es vital aprender a gestionar nuestras emociones. Cada vez que recordamos el rencor que tenemos a alguien, estamos segregando una serie de hormonas tóxicas para nuestro organismo: NORADRENALINA, ADRENALINA, CORTISOL

Si quieres tu cuerpo, si quieres a tu corazón, lo mejor que puedes hacer, es aprender a perdonar. Aprender que perdonar no es hacerle ningún favor al otro, sino que te lo estás haciendo a ti. A tu salud. A tu corazón. A tu vida. El sentimiento de rencor baja las defensas, y nos pone en riesgo de enfermar. Somos un todo, donde nuestro cuerpo reacciona a lo que nuestra mente piensa. Nunca lo olvides.

Estas emociones son muy profundas que se arraigan y terminan desequilibrando nuestra mente y cuerpo. Porque cualquier sentimiento negativo que experimentemos, sobre todo si está presente durante años, termina pasándonos la cuenta y volviéndose contra nosotros.  Estos sentimientos muchas veces provienen de no haber podido expresarlos de palabra. La persona, de cierta forma, se siente defraudada y comienza a generar dentro de su mente una serie de ideas negativas contra ese enemigo.

Con el paso del tiempo, estas ideas aumentan su intensidad y pueden provocar numerosos problemas, desde la ansiedad hasta enfermedades psicosomáticas. Cargar con estos sentimientos es como ir por la vida con un pesado fardo a nuestra espalda que no nos deja ser del todo felices.

Entonces, además de albergar sentimientos negativos, te estás negando la oportunidad de ser feliz. En resumen, lo veas por donde lo veas, estos sentimientos no generan nada positivo. Por eso lo mejor es trabajar para canalizarlos y eliminarlos de una vez y por todas.

¿Cómo eliminar el odio y el rencor?

  1. Habla con la persona que te ha ofendido y cuéntale cómo te has sentido.
  2. Acepta la imperfección.  Es importante aprender a vivir con eso.
  3. No te conviertas en juez. Detrás del odio y el rencor casi siempre se esconde un juicio y la sensación de que eres mejor que la otra persona.
  4. Acepta que todo cambia. Quizás no te has dado cuenta de que esa persona ha cambiado,
  5. Aprende a dejar ir. En la vida nos pueden pasar muchas cosas que consideramos injustas. lo mejor es dejar ir el rencor y el odio.

Se dice que hay una línea muy fina entre el odio y el amor y ahora una nueva investigación científica parece demostrarlo. La zona donde se inicia está relacionada con el área cerebral donde se produce el amor.

“Porque igual que el amor, el odio a menudo parece ser irracional y puede conducir al individuo a conductas heroicas o malvadas. ¿Cómo es posible que dos sentimientos tan opuestos conduzcan al mismo comportamiento?”. Los escáneres marcaban el circuito del odio en estructuras de la corteza frontal.

Pero lo sorprendente fue descubrir que el circuito del odio también produce actividad en la subcorteza cerebral: el PUTAMEN Y LA INSULA, que curiosamente se activan con el amor romántico.

El resentimiento hace que las heridas se infecten en tu interior y ejerzan su influjo, creando una especie de malestar e insatisfacción que no le deja estar a gusto ni en su propia piel. Cualquier recuerdo le enciende la cólera y puede terminar en depresión.

Cualidades de las personas propensas al rencor:

SENTIMIENTO DE INFERIORIDAD, CELOS, ESPECIALMENTE ENTRE HERMANOS O COMPAÑEROS, ENVIDIA, CARÁCTER IRACUNDO O INMODERADO, ESPÍRITU MUY TÍMIDO, ORGULLOSO. El resentido puede parecer que ofrece la otra mejilla, pero no lo hace por virtud su rencor se pondrá de manifiesto algún día si se siente fuerte, en ese momento se “cobrará sus deudas” de forma cruel y tiránica, porque el resentido nunca considera pagada sus ofensas.

PERDON.- No es excusar al ofensor o agresor, significa que aunque lo que sucedió estuvo mal, pero se tratan de olvidar los malos recuerdos, o cambiar la forma de recordar el pasado: sin angustia, temor y ansiedad. Dominar el carácter o lograr relajarse  es un paso importante para poder perdonar, pero no es el perdón.

El perdón tampoco es reconciliación, sino un paso en el proceso de la reconciliación. Para ser sincero hace falta: 1.-ambandonar el resentimiento 2.-renunciar a la revancha 3.-Responder con benevolencia, compasión, generosidad y amor.  Pero es ese perdón el que tiene la capacidad mejorar nuestra salud física y mental.

TRABAJAR EL RENCOR.- Requiere *ser sincero y analizar contra quien tengo el rencor, *¿cuando y como me hirieron?. *Heridas que me hicieron. *Como me afectaron y daño que me causaron….

Niveles del Rencor: Psicológico o emocional: Heridas profundas y pensamientos obsesivos por el daño sufrido, amargura,

TECNICA DE LA TERAPIA DEL PERDON.-Se consiente de tu voluntad: enlista las razones para hacerlo o no. *Dejar atrás el pasado. *Enlista las personas con las que tuviste diferencia…escribe la ofensa. *Perdónate a ti mismo. *Acepta la vida. *Trabaja tu autoestima. Revisa tus pensamientos y analiza tus emociones y regúlalas

El rencor es una herida que mantenemos abierta y en la que por lo tanto, rehusamos recibir sanidad. Cada vez que somos ofendidos también somos tentados a guardar en nuestro interior sentimientos amargos y vengativos. Definición: El resentimiento (también llamado amargura o rencor) es la experiencia de una emoción negativa sentida como resultado de un daño recibido sea real o imaginario.

El rencor está presente en un corazón que se rehúsa a perdonar. La falta de perdón mantiene con vida la emoción del resentimiento y trae como consecuencia amargura, infelicidad y aun puede causar enfermedades fisiológicas. Muchos expertos de la medicina concuerdan en que el rencor puede producir hipertensión y problemas cardiacos. ¿Porque es difícil perdonar? Porque nuestro ego no permite ninguna humillación, ofensa o traición.

“Si nuestro cuerpo fuera un edificio inteligente, la hormona serotonina sería la música funcional y el cortisol, la alarma. Cuando la música funcional baja y empieza a sonar la alarma, todos los habitantes del edificio (que vendrían a ser nuestras células) reconocen el mensaje de la emergencia. Obviamente, es bueno que haya una alarma en el edificio; el tema es cuántas veces suena y cómo reaccionamos ante ella,”

EL ALFABETO EMOCIONAL.-Según las reglas creadas por Hitzig:

**Las conductas que comienzan con la letra “R” (resentimiento, rabia, reproche, rencor, rechazo, resistencia o represión).

**Generan actitudes D (depresión, desánimo, desesperación, desolación.

En cambio: **Las conductas con “S” (serenidad, silencio, sabiduría, sabor, sexo, sueño, sonrisa, sociabilidad y seducción),.

**Generan actitudes A (animo, aprecio, amor, amistad, acercamiento, alegría), porque aumenta el nivel de la hormona serotonina, que mejora la calidad de vida y retarda la velocidad del envejecimiento celular) .

Tan increíble como real, Hitzig comparte las fórmulas del buen humor y de la mala sangre que, por supuesto, tienen estrecho vínculo con este sube y baja de hormonas. “La serotonina alta y el cortisol bajo componen la receta del buen humor; mientras que los valores opuestos de los mismos componentes conforman la fórmula de la mala sangre. La clave está en los pensamientos que disparen estas emociones.

Fuente: http://atencioncuerpoyalma.blogspot.com/2015/06/consecuencias-del-rencor-odio.html

 

Be the first to comment on "CONSECUENCIAS DEL RENCOR-ODIO"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*