¿CUAL ES LA FORMA DE EXISTENCIA DESPUES DE LA MUERTE?

Cuando le hicieron esta pregunta al Maestro Pastor, esto fue lo que respondió:

« La forma de existencia que permanece en tu conciencia después de la muerte es exactamente la misma que tenías al final de tu vida física. Y esto se debe porque toda la evolución en realidad es un viaje que se efectúa al interior de la conciencia, ya que incluso aunque experimentes el plano físico durante tu encarnación, en realidad todo eso está sucediendo dentro de tu conciencia.

Por ejemplo, a través de las experiencias que vas teniendo en el mundo físico, vas explorando el dominio afectivo, y también el dominio mental, y luego más adelante el dominio intuitivo. Pero todo eso sucede dentro de tu conciencia.

Entonces cuando mueres, te mueves al plano astral, (el purgatorio del cristianismo) pero te encontrarás en el mismo nivel de conciencia que has logrado conquistar a través de tus experiencias físicas.

Y cuando la persona muere, sale de su cuerpo físico,  impregnada de todas las nociones inscritas en su memoria, las cuales primero se generaron y se seleccionaron a nivel cerebral, y luego en el momento de la muerte se han ido a alojar en la memoria del alma.

¿Por qué primero vas al plano astral, o purgatorio? Porque el plano astral es precisamente el plano intermediario entre la vida terrenal y la vida divina. Y cuando las nociones que has adquirido durante tu vida terrestre son enviadas (como sustancias) a la memoria del alma, esto crea un escenario en tu interior.

Es decir que por proyección, tú vas a crear en el plano astral, el mismo mundo que has conocido en el mundo físico. Y es por eso que en el plano astral hay muchos niveles de conciencia, y también es por eso que Jesús dijo: “Hay muchas moradas en la casa de mi Padre.”

Porque en todo el plano astral, desde el más bajo hasta el más alto, hay diferentes zonas vibratorias, y todas son correspondientes a diferentes aspectos de la actividad humana, y por lo tanto a diferentes grados de evolución del ser humano.

Entonces después de morir, los humanos inmediatamente van al área vibratoria correspondiente con sus afinidades.

Para darles una analogía, es como cuando prenden su aparato de radio y este inmediatamente capta la estación de radio con la cual se encuentra sintonizado su aparato. Pues bien, lo mismo sucede en el astral. 

Y en esa zona vibratoria, la persona proyecta su sustancia y vive dentro de esa sustancia (y esto no es un acto consciente, es un acto natural que ocurre de manera inconsciente).

Y es por eso que una persona fallecida encuentra en el nivel astral que ha alcanzado, exactamente las mismas personas, el mismo escenario y la misma atmósfera que tuvo durante su vida terrenal. Y es por eso que los espiritistas que han logrado comunicarse con personas que están fallecidas piensan que todo sigue igual.

Tú conciencia sigue siendo la misma, y esto por proyección, porque el plano astral funciona como un mundo fenomenal de espejo. Cuando mueres, te encuentras con tu espejo y dependiendo del grado de tu evolución, tu espejo te enviará cierta “decoración” que te permitirá una mayor o menor acción en el plano astral, o por el contrario te provocará dormir profundamente.

Porque deben de saber que muchas personas después de su muerte, no pueden permanecer activas en el plano astral ustedes mismos, actualmente todavía se encuentran muy inconscientes con respecto a la realidad divina que progresivamente tienen que alcanzar.

Por lo tanto, después de la muerte, un gran número de almas se encuentran en un estado de profundo sueño. Y son los seres divinos quienes en cierto momento vienen a despertarlos diciéndoles: « Hay una nueva vida física que te aguarda porque ya llego la hora para que reencarnes y esto te ayude a evolucionar un poco más. »

Nota: Y dijo Jesús: Nuestro amigo Lázaro duerme, pero voy a despertarlo. (Juan 11.11). Lo mismo dijo de la hija de Jairo, que estaba muerta, la tomo de la mano y despertó. (Mat. 9:24)

Y a medida que los humanos van evolucionando cada vez más, ellos van a dormir cada vez menos después de la muerte, porque cada vez van alcanzar niveles más elevados de conciencia a través de las experiencias que obtienen en la Tierra.

Y es por eso que algunas almas que se encuentran en el plano astral, pueden tener comunicaciones con personas que se encuentran en el plano físico, porque esas almas han alcanzado el suficiente desarrollo para mantenerse despiertas en el plano astral.

Y mientras más los humanos se desarrollen, más conscientemente van a experimentar la vida después de la muerte. Mientras que los otros, ellos sí tendrán la impresión de caer en un pozo (ya que caen en un profundo sueño). Y es por eso que los hombres tienen instintivamente miedo hacia la muerte.

Y para alguien que está aún más evolucionado, ya no tiene que pasar por los diferentes aspectos del plano astral, sino que asciende directamente hacia el mundo divino, atravesando el astral muy rápidamente como si subiera por un ascensor.

Y esto es lo que les sucede a los verdaderos iniciados, (Santos, o iluminados) y es por eso que ellos ya no mueren porque se mantienen despiertos en los diferentes planos de la existencia.

Cada vez que un humano puede pasar conscientemente por “el túnel de la muerte“, él ya no está realmente muriendo, sino solo está pasando de un plano de vida que se desarrolla en el mundo físico a un plano de vida que se desarrolla en el mundo divino.

Algunos de ellos continúan con algún trabajo de servicio desde ese plano, en favor de los humanos que se encuentran en el plano físico. Y es así como ellos pueden enviar mensajes, o proteger a sus familiares o amigos, o elegir ayudar a alguien más, o elegir promulgar tal idea en el arte o en la ciencia, etc. Y entonces ellos participan, desde el plano divino, en la evolución de la humanidad.

Mientras que para los otros humanos que aún no han alcanzado ese nivel de evolución, la muerte sí existe para ellos, y es por eso que le temen tanto, porque es verdad que caen en inconsciencia, debido a que todavía no pueden pasar a los otros planos de la existencia sin quedarse dormidos.

 Si cada vez vives más con las nociones del mundo divino y de acuerdo con las armonías que se desenvuelven en el mundo divino, entonces creas cada vez más el puente y el vínculo con el mundo divino.

Cuando llega el final de tu vida física, eres despertado en el mundo divino. Lo que hace que la muerte en la Tierra signifique nacimiento en el mundo divino. Y posteriormente, cuando necesites regresar al mundo físico para una nueva encarnación, morirás en el mundo divino para renacer en la Tierra.

De modo que ya no hay muerte en realidad, sino simplemente hay cambios de forma para pasar del mundo terrenal al mundo divino y viceversa. Y para cada uno de esos mundos es necesario usar el cuerpo que le corresponde, de la misma manera que cuando vas a hacer ejercicio, te pones un traje deportivo, y este traje deportivo lo reemplazas con un traje o un vestido elegante cuando tienes que ir a una gala.

Pues bien, de la misma manera funciona aquí, y cuando terminas tu actividad en la Tierra y vas al mundo divino, te quitas tu traje de materia y te pones tu traje de luz (que es el cuerpo espiritual), y cuando tienes que regresar a la Tierra, te quitas tu traje de luz y te vuelves a poner un nuevo traje de materia (que es el cuerpo físico).

NOTA: Y hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales (1 Corintios 15:40)

 El temor por esos cambios solo aparece si el hombre tiene que pasar por la pérdida de la consciencia. Pero en el plano astral no solo hay personas que duermen, sino que también hay quienes están despiertas, y es en las áreas más densas, es decir, en donde se instalan las personas muy materialista, enfocadas por la vida profana y han cometidos mucho errores, sin ningún arrepentimiento.

Por lo tanto, si hacen cosas positivas, vibrarán elevadamente y entonces se sintonizarán con los planos luminosos. Mientras que para aquellos que hacen cosas negativas, para estas personas solo hay correspondencia con los planos oscuros, con las denominadas “fuerzas involutivas”.

Donde se estanca, sufre una especie de paralización de sus potencialidades de perfección. Eso significa, detenerse en el movimiento evolutivo, en el crecimiento, ascenso y expansión hacia la perfección divina; retrasarse en su avance, como un alumno que no quiere aprender la lección que le corresponde, mientras que sus compañeros continúan adelante y lo dejan atras.

Los alumnos que no cumplan sus deberes de aprendizajes, tendrán que repetir la lección tantas veces como fuera necesario para su entendimiento provechoso

Nota: No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. (Gálatas 5:7-8)

Extracto de la conferencia de Pastor del 8-11-86

 

Be the first to comment on "¿CUAL ES LA FORMA DE EXISTENCIA DESPUES DE LA MUERTE?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*