EL ALMA GRUPO ANIMAL

A mediado del mes de Octubre, del año 2014, durante una aparición pública en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco, volvió a sorprender al mundo cuando tratando de consolar a un niño que estaba triste por la muerte de su perro le dijo: “un día vamos a ver de nuevo a nuestros animales en la eternidad de Cristo”. Anteriormente, en la década de 1990, el Papa Juan Pablo II proclamó que los animales tienen alma y “están tan cerca de Dios como el hombre”

El debate sobre si los animales podían ir al cielo es muy antiguo. El Papa Pío IX (1846-1878), creador de la doctrina de la infalibilidad papal (en 1854), argumentó que los perros y otros animales tienen conciencia. Estas opiniones, de tres diferentes guías espirituales de la iglesia más grande del mundo, disuelven cualquier duda, que pueda surgir acerca de la existencia del alma en los animales.

Para la teosofía y otras ciencias esotéricas, el hombre individual no es el cuerpo físico, sino una entidad espiritual que posee un cuerpo físico; y lo mismo es el animal y cada planta. El verdadero animal no es el cuerpo, sino una vida invisible que actúa en la forma animal como el alma del hombre en su cuerpo. Esta vida invisible, que provee de energía a la forma animal, se llama Alma-grupo. La cual fue en pasados ciclos Alma-grupo vegetal, y en otros aun anteriores Alma-grupo mineral.

En la actual etapa de evolución no hay un Alma-grupo para todo el reino animal, como no hay un tipo físico para todos los animales. El alma grupo animal, es una especie de mente colectiva que abarca a todos y cada uno de los animales de una especie. Todo lo que llamamos instinto, en el fondo, no sería más que la expresión del alma grupal. Cada partícula del universo, sin importar lo diminuta, que pueda ser desempeña una función en la evolución del conjunto.

El principal objetivo del alma grupal, es luchar por la conservación de la especie y mantener conectados a cada uno de los individuos. Pero para el alma grupal, los individuos no importan tanto como la especie, lo individual es sacrificable para proteger lo colectivo. Es el alma grupo, que dicta el comportamiento de los individuos de acuerdo a las necesidades, ideas o planes de la especie. En este punto puede surgir la pregunta. ¿Dónde está el alma grupo?

El Alma-Grupo actúa desde el plano astral. Pero, ¿Que es el plano astral? La ciencia esotérica nos enseña, que en nuestro Sistema Solar, existen SIETE PLANOS, O DIMENSIONES que se relacionan con todo ser. De estos siete planos, el astral es el inmediato superior al físico, siendo muy parecidos entre sí, pero cada uno tiene sus propias leyes, debido a sus diferentes frecuencias vibratorias, la del físico, es muy lenta y por eso es visible, la del astral, más rápida, que lo hace invisible al ojo común

Las religiones nos hablan sobre el cielo, el purgatorio y el infierno, tres lugares distintos. Por tanto, admiten y enseñan la existencia de tres dimensiones. Desde el plano astral, el alma grupo, irradia su rayo de energía vivificadora, que en su descenso, se divide como hilos para conectarse, con cada uno de los miembros de una especie.

Así como las ondas, que emite una estación de radio, o televisión se conectan, con cada radio, o TV, que este sintonizada con dicha estación. La inteligencia divina emanada del alma grupo, es quien reúne a las bandadas de aves en el otoño y las impulsa a migrar hacia el Sur, ni demasiado pronto ni demasiado tarde, para escapar a las ráfagas de frío del invierno; es quien dirige su retorno en la Primavera, haciéndolas volar a altura apropiada, que difiere según las especies.

El alma grupo animal, es también la que dirige la construcción de la celdilla hexagonal de la abeja con exactitud geométrica; la que enseña al caracol a construir su casa en una precisa y hermosa espiral; la que le enseña al molusco el arte de decorar su concha iridiscente. El alma grupo es el conducto intermedio, por donde se manifiesta la sabiduría de Dios en cada una de sus criaturas.

La inteligencia del alma grupo, regula la reproducción, dirige los diferentes cambios y adaptaciones, provoca los períodos de celo, y en general, dirige el comportamiento instintivo de todos sus miembros.

Entre los animales, que más han desarrollado la capacidad cognoscitiva están los perros y los gatos, los cuales Constantemente investigan lo nuevo y desconocido, hasta encontrarle la mejor solución posible. Cada animal tiene dos tipos de comportamientos: lo innato, que es transmitido hereditariamente, por medio del alma grupal y lo adquirido, que se enriquece a través del tiempo con la experiencia que va acumulando en su vida.

El aprendizaje lo hacen imitando, educándose mediante la observación y lo que su amo le indica. Los aprendizajes adquiridos a través de su relación con los seres humanos son transmitidos hacia el alma grupo. Los animales tienen memoria lo que les permite recordar. En los gatos y los perros esta capacidad está bastante desarrollada, aprenden desde pequeños y memorizan.

Saben tomar información útil y comprender cuando les marcamos límites de lo que está bien y está mal, recuerdan a las personas y a otros animales que han conocido, quien le trató bien y quién no. Esta capacidad reside en su cerebro. Por ende, difícilmente olvidan un maltrato. También recuerdan que tono emplear para que el dueño responda a sus distintas demandas. Además memorizan su nombre, para darse cuenta cuando se les habla. Es por eso que una vez que designamos su nombre no debemos cambiarlo

Saben a qué hora salimos a trabajar y cuando regresamos, cual es nuestro momento para jugar y cual el de descansar. Su memoria es asociativa, por lo tanto, existe entonces un pensamiento asociativo, de síntesis, de lógica, de deducciones. Los animales relacionan elementos para encontrarles soluciones.

El investigador teosófico Arthur E. Powell señala: “Las Almas Grupales, existentes en los reinos mineral, vegetal y animal, representan estados intermedios, que llevan a la diferenciación completa en entidades o individualidades humanas separadas. Por esta razón, es que en esos reinos inferiores no encontramos un alma en un bloque de mineral, ni en una planta, ni en un animal.

En cambio, encontramos un alma, que anima a una inmensa cantidad de sustancia mineral, un gran número de plantas, o una especie de animales” O sea, una alma dividida para muchos cuerpos. Sin embargo, en el plano astral es UNA. Pero, cuando el animal llega al término de su vida en el plano físico, esa parte del Alma Grupal, vuelve al conjunto. Se incorpora y se mezcla con ella, aportando todas las experiencias y sentimientos de afectos, aprendidos a través del contacto con los seres humanos.

Tales experiencias o cualidades vendrán a ser parte del contenido general del Alma Grupal, y serán compartidas por todas las demás partes, pero siempre menos que en la del animal que fue el que las experimentó. Es decir, que las experiencias concentradas en un animal se difunden en forma diluida sobre toda el Alma Grupal a que pertenece dicho animal. El concepto de alma colectiva o alma grupal, está perfectamente definido en la idea evolutiva de las especies y la consciencia. Por ejemplo, cada raza de perro, pertenece a un alma colectiva, de tal manera que cada experiencia, cada vivencia, el dolor, la salud, las experiencias que cada perro vive o experimenta son acumuladas por el alma colectiva, que gana en sabiduría y en perfección.

De tal manera, que los nuevos perros que nacen tienen ya impresos estos conocimientos. Con la muerte de un organismo no se aniquila la vida, sino que vuelve con sus experiencias al Alma-grupo, de donde saldrá más adelante para ocupar otra forma. La vida es indestructible, cuando se extingue una especie, es porque el alma grupo ha llegado a un nivel de conciencia, que esa forma no le sirve y necesita otra más apropiada para desarrollarse.

De la desaparición de los lobos surgieron los perros. Porque en la medida que la conciencia se eleva, las formas cambian, se refinan y se espiritualizan. Cuando vemos, que de cien semillas quizá sólo una encuentra oportunidad de germinar, perdiéndose las noventa y nueve restantes, la pérdida es sólo aparente, puesto que la vida de las noventa y nueve incapaces continúa como parte del alma grupo y aparecerá en otra generación como descendencia de la que fue capaz de crecer y reproducirse

Be the first to comment on "EL ALMA GRUPO ANIMAL"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*