EL LADO OSCURO DE LA NAVIDAD…..DEPRESIÓN Y TRISTEZA

La Navidad es una época de celebración, alegría, regalos, unión familiar y acercamiento entre amigos, pero a pesar del júbilo que impera por todas partes. Por desgracia, no todo es felicidad, para muchas personas es un tiempo de nostalgia y tristeza.

Hay un aspecto muy doloroso y trágico de las fiestas: el consumismo que cada año nos hace víctimas de la falsa idea de que los bienes materiales son el indicador inequívoco de nuestro amor y el reflejo más claro de nuestra felicidad.

El consumismo a sustituido a Jesucristo, quien es el personaje central de la celebración. Trayendo como consecuencia, que se disparen los indices delincuenciales, el uso de alcohol, los suicidios y los accidentes de transito, que llenan los hospitales de personas heridas y cadáveres

Las navidades son muy tristes, especialmente para aquellos que tienen que pasarla lejos de sus familiares, la soledad, los problemas económicos, la perdida de un ser querido, la enfermedad, son algunas causas por las que estas fechas causan llantos y dolor.

Para los solitarios, la Navidad amplifica la sensación de tristeza y soledad, sobre todo porque creen que todo el mundo está disfrutando de la calidez y la cordialidad del seno familiar”

En el hemisferio Norte, la Navidad llega en invierno, una época en que los días se hacen más cortos. La ausencia de luz solar hace que disminuyan drásticamente los niveles de serotonina, uno de los neurotransmisores más importantes, responsables de la sensación de bienestar y felicidad. Esto provoca falta de energía, descaimiento y DEPRESIÓN

Otra causa es el factor psicológico. De acuerdo con Adam K. Anderson, profesor de psicología de la Universidad de Toronto, el bombardeo mediático a que nos vemos sometidos, en el que todo lo que observamos son estampas de felicidad y familias sonrientes.

Esto puede inducirnos a sentir el efecto contrario al de la felicidad y nos sumergimos en un estado de auto introspección y reflexión sobre las metas y los objetivos, que no logramos cumplir. Esta reacción nubla la mente y todo lo vemos oscuro y por ende, creamos nuestra propia infelicidad.

Según recomiendan los expertos hay que mentalizarse en que no estamos obligados a ser felices solo porque nos lo indiquen las fechas. No hay nada que nos obligue a ser más felices en Navidad de lo que éramos en noviembre, por lo que debemos intentar liberarnos de esa presión

Disfrutar de estas fiestas o no, dependerá de donde queramos poner nuestro foco de atención. Si nos fijamos en los que no nos acompañan y en los fracasos, caeremos en el abismo de la despresión.

Siempre habrá condiciones externas a las que tendremos que adaptarnos, pero si podemos elegir cómo reaccionar a ellas. Eres amo de tus acciones y esclavo de tus reacciones. Esta libertad para elegir cómo reaccionar es clave de cómo nos sentiremos.

Finalmente, la autoestima no depende de llegar a ser o tener esto o aquello, sino de aprender a gozar de lo que uno es. A vivir sin culpabilizarse

Que esta Navidad, sea el comienzo de una nueva y maravillosa etapa en tu vida. Sumérgete en el espíritu navideño y disfruta de todas las manifestaciones de su magia y las señales que de¬notan su presencia.

Que los buenos sentimientos que encierra la Navidad, se queden contigo y te acompañen cada día a lo largo del nuevo año.

Que sea un tiempo para nuevos comienzos, para el fortalecimiento de tus relaciones a través del amor, para que tus sueños se cumplan y para que vuelvas al reencuentro contigo mismo y con la presencia de Dios.

Tratemos de que sea un momento para estar felices por el hecho de estar vivos

Jesús dijo: Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar. ABRE LAS PUERTAS DE TU CORAZÓN PARA QUE TENGAS UNA NAVIDAD MUY ESPECIAL. Disfruta este tiempo Perdonate a ti mismo y perdona a los demás, para que pueda descargar todos los sentimientos de culpa, resentimiento y puedas comenzar el nuevo año lleno de PAZ Y AMOR

Be the first to comment on "EL LADO OSCURO DE LA NAVIDAD…..DEPRESIÓN Y TRISTEZA"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*