¿ELEGIMOS A LA FAMILIA?

Así como hay leyes para mantener el orden en una sociedad, también existen leyes universales que mantienen el equilibrio y la armonía en el cosmos. En física se conoce la ley de acción y reacción, en el cristianismo la siembra y la cosecha, en el hinduismo y en el budismo la de karma, o causa y efecto. “Todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas.” dijo Jesús.

Como resultado de nuestras acciones o karma, renacemos en este planeta impuro, contaminado, donde nadie está libre del dolor, el sufrimiento y las dificultades. No es un castigo impuesto por Dios. Sufrimos porque hemos cometido numerosas acciones perjudiciales en vidas pasadas. Por lo tanto, nosotros mismos tenemos la culpa de nuestras calamidades.

El planeta tierra es la escuela de la vida y la familia un grado de primaria. El alma viene desde un plano sutil, con un propósito, una misión que cumplir, un destino, unas lecciones que aprender con sus respectivas pruebas que superar.

La Biblia dice En éxodo 20:5:  Yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen. Anteriormente, no lograba entender porque, los hijos tienen que heredar los pecados de los padres, pensaba que era injusto, que alguien tuviera, que cargar con las culpas de otro.

Pero la ley de Karma me ha enseñado, que el padre de hoy puede ser el hijo de mañana y por tal razón, existe una unión indisoluble, que permanece hasta que el karma, que los unió sea completamente disuelto.

Entonces, cabe preguntar ¿Porque no recordamos nada de nuestras vidas pasadas?

Si viviéramos con todos los recuerdos de nuestras vidas pasadas, no podríamos evolucionar, pues nos quedaríamos estancados en los recuerdos, ademas, borrar el karma seria imposible. Cuando mira que un hombre mata a alguien, solo esta observando el momento presente, pero si pudiera ver el pasado, te dará cuenta que esa victima ya había matado a ese hombre en otra vida y si pudiera ver el futuro, notaras, que después de matarse uno al otro se abrazan y se aman como padre e hijo restableciéndo la armonía, a través de la fuerza del amor.

Cada ser humano comienza como un eslabón de una cadena familiar, de donde unos van saliendo y otros entrando. Porque ademas de que estamos pagando nuestro karma, también estamos creando nuevo karma, que en un futuro atraerá a esa persona a nuestro lado. O sea no permanecemos infinitamente en la misma familia con los mismos actores.

Cuando le causa un daño a otra persona, creaste un vínculo de energía negativa o Karma que la atraerá hacia ti, una y otra ves, hasta que esa herida sea curada por la fuerza del amor. Y la familia, que es el canal por donde venimos a esta vida, es la primera fuente por donde se manifiesta el poder de esa fuerza universal, que dio origen a la existencia

En el universo no existe la prisa, todo se manifiesta a través de un proceso, por eso dice la Biblia que Dios creo al mundo en siete días. La fuerza del amor es cálida y tierna por estas cualidades, actúa suavemente, se toma su tiempo y por ende, en muchas ocasiones una sola vida no es suficiente para restablecer la armonía, donde ha sido desestabilizada.

Es por ello, que muchas veces no se logran curar las heridas, que vienen del pasado entre los miembros de una familia y tienen que regresar con roles diferentes. El padre que maltrataba al hijo, puede regresar en otra vida como el hijo, anteriormente era excesivamente rígido, autoritario y prepotente, ahora tendrá que ser sumiso e inofensivo con aquel que humillaba. la hija que era rebelde y ofensiva con la madre, o el padre regresa en el rol de madre, o padre para que sufra lo mismo que había hecho sufrir y así sucesivamente. Todo lo que hace a cualquiera persona se te devuelve. Si conoce a una persona por primera vez y le causa un daño crea el mismo vinculo que te ata a ella.

DESTINO Y LIBRE ALBERDRIO

Por ejemplo, si en una vida anterior por manejar de forma imprudente tuviste un accidente, que te provocó la muerte, tendrás que regresar y volver a conducir por el mismo lugar,  Tu alma sabe lo que ocurrió en el pasado y a través de una intuición, o corazonada tratará de advertirte, que debe ser cuidadoso. Pero como tiene libre albedrío, tiene el poder para decidir, en caso de que no preste atención a la voz de tu corazón y repita el accidente, tendrás que seguir regresando hasta que pase la prueba, para poder escalar a otro nivel evolutivo.

Brian Weiss, un médico psiquiatra estadounidense famoso por sus creencias en la regresión de vidas pasadas, progresión en vidas futuras,  la reencarnación y la supervivencia del alma humana después de la muerte, en su libro “Los Mensajes de los Sabios” nos dice que antes de venir al mundo, desde que decidimos regresar para experimentar dentro de un cuerpo físico:

“Elegimos las circunstancias y preparamos un plan para nuestra vida. En esos preparativos nos ayudan seres espirituales, que continuaran protegiéndonos y guiándonos mientras estemos en el cuerpo físico y se va desarrollando el plan de nuestra vida. Podemos llamar destino a los hechos que van desarrollándose después de que los hayamos elegido. No nacemos en nuestra familia por accidente ni por casualidad.

Según Weiss, existen pruebas importantes de que vemos los principales acontecimientos de la vida que tenemos por delante, los puntos de destino, en la etapa de preparación que precede a nuestro nacimiento. Se trata de pruebas clínicas, recopiladas por el mismo y por otros terapeutas a partir de los pacientes que han experimentado recuerdos previos al nacimiento mientras estaban hipnotizados o medicados, o de forma espontánea

Ya está programado quiénes serán las personas más importantes que conoceremos, cuáles los reencuentros con compañeros del alma, incluso los lugares en los que sucederán esos hechos. Algunos casos de déjà vu, esa sensación de haber estado antes en un sitio o de haber vivido un momento, pueden explicarse como un vago recuerdo de esa anticipación de la vida que está cristalizando en la vida física que vivimos.

De acuerdo a Weiss, aunque todos los seres humanos tenemos un plan vital, también tenemos libre albedríoConoceremos a las personas que proyectamos conocer y nos enfrentaremos a las oportunidades y los obstáculos que habíamos previsto mucho antes de nacer. Sin embargo, la forma de desenvolvemos ante esas situaciones, nuestras reacciones y decisiones subsiguientes son las expresiones de nuestro libre albedrío.

El destino y el libre albedrío coexisten e interactúan constantemente. Son cosas complementarias, no contradictoria. Estas enseñanzas de Brian Weiss, vienen desde los tiempos mas antiguos, están gravadas en los libros de las grandes religiones, han sido transmitidas por los grandes maestros espirituales que ha conocido la humanidad.

LO QUE FUE, ESO SERÁ, Y LO QUE SE HIZO, ESO SE HARÁ; NO HAY NADA NUEVO BAJO EL SOL. ECLESIASTÉS 1:9

En el libro: “Ecos del Oriente” escrito por WILLIAM JUDGE, uno de los tres fundadores de la Sociedad teosofica encontramos esta reflexión:

“La misma ley que nos lanza a la vida para sufrir o gozar, según es merecido, decreta que los amigos y parientes que se asemejan tienen que reencarnar juntos, hasta que por razón de diferenciación de carácter, ellos no pueden bajo ninguna ley de atracción quedar en compañía.

Cuando ellos vienen a ser diferentes, es cuando se separan uno del otro. ¡Y quién desearía estar ligado eternamente al lado de parientes o conocidos incompatibles tan sólo por un caso de nacimiento! Para nuestra ayuda, también, esta ley trabaja bien e incesantemente. “Aquellos a quien tú ayudas te ayudarán en otras vidas,”

La ley inflexible guía la corriente y ajusta el resultado. Así los miembros de toda la familia humana recíprocamente actúan unos ayudando a otros, obligados a ello por una ley que es bondadosa como inmensa, la cual transmuta el desprecio que sustentamos en el pasado en un presente de honor y oportunidad para ayudar a nuestros semejantes”.

LO QUE DAMOS RECIBIMOS, SI ALGUNA VES AYUDASTE A ALGUIEN,  TU Y ESA PERSONA VENDRÁN EN UNA MISMA FAMILIA, PARA AYUDARTE EN ESTA VIDA. O SEA QUE NO SOLO VENIMOS EN FAMILIA POR MAL KARMA, SINO  TAMBIÉN POR EL BUEN KARMA 

 

Be the first to comment on "¿ELEGIMOS A LA FAMILIA?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*