¿Puede algo salir de la nada?

“De la semilla brota la planta que crece y medra hasta convertirse en frondoso árbol que al morir deja la semilla de que brota un nuevo árbol. El ave sale del huevo, crece, vive, muere y deja otros huevos, semilla de nuevas aves. Lo mismo sucede con los mamíferos y con el hombre.

Todo ser viviente nace de una semilla, de una célula, de una vida rudimentaria, y crece, se desenvuelve, decae y muere dejando de sí la semilla de nuevos seres de su especie. La gota de lluvia en que juguetea el rayo de sol se levantó del océano en forma de vapor para con otras agruparse en nube y condensarse en lluvia que después volverá a evaporarse.

Las ingentes montañas se van desgastando por la acción de las nieves y las aguas que lentamente las pulverizan en arena arrastrada al océano en cuyo fondo levantan nuevas montañas de futuros continentes para morada de las venideras generaciones.

De la arena surgen las montañas que a ser arena vuelven en el transcurso de los milenios. Si la Naturaleza obedece en todo a la misma ley, y por el método en que forma el grano de arena, forma también los gigantescos soles; si la formación de un átomo está sujeta a la misma ley que la construcción del universo, tendremos que como dicen los Vedas, “al conocer un pedazo de arcilla, conoceremos toda la arcilla existente en el universo.”

“¿Qué nos enseña todo esto? Que las manifestaciones densas son el efecto, y las sutiles la causa. Todo objeto material es un efecto que tuvo su causa, y esta causa se manifiesta y se halla presente en la forma del objeto. Asimismo el universo tuvo en un principio su período de gestación invisible e inmanifestada, a que se llama estado caótico, hasta surgir a la plena manifestación.

Pero en vista de que todo efecto tiene su causa y esta causa es la sutil modalidad del efecto, se infiere que también el universo debió de tener su causa y no pudo surgir de la nada sino que fue consecuencia de un precedente universo, como la planta es consecuencia de una semilla precedente. Así vemos que no es posible que de la nada salga algo.

Todo es desde la eternidad, sin principio ni fin en cuanto a esencia, pero con principio y fin en cuanto a forma y existencia.”

Swami Vivekananda

Be the first to comment on "¿Puede algo salir de la nada?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*